11 de abril de 2018
11.04.2018
Baloncesto. Liga Endesa
Iberostar Tenerife 8892Delteco GBC
 

Medio 'play off' tirado a la basura

El Iberostar Tenerife firma una primera parte de película (56-35) pero se 'inmola' tras el descanso para regalar el partido y ve como sus opciones de acabar entre los ocho primeros disminuyen de forma considerable

12.04.2018 | 10:50
Liga Endesa | Iberostar Tenerife - Delteco GBC

Medio play off tirado por la borda. En una inexplicable desconexión, y tras haber gozado en el intermedio de una renta de 21 puntos frente a un rival que parecía noqueado, el Iberostar Tenerife firmó 20 minutos del mayor de los despropósitos. Un colapso ofensivo y una vehemencia defensiva cada vez más desesperantes y que acabaron traducidos en una amarga derrota. Un tropiezo que parecía hasta quimérico en el ecuador del choque y que tuvo con revés añadido la lesión de Allen, que en el mejor de los casos estará un par de semanas en el dique seco.

De un juego mágico, con 12 triples, 14 asistencias y 55 puntos en dos cuartos, el Iberostar pasó a ser un equipo simple y ramplón. Los de Katsikaris se engolosinaron y ya carentes de tanto acierto, se olvidaron de defender y dieron vida a su oponente (cuya rotación se limitó a solo tres jugadores) a cada minuto que pasaba. La renta parecía a buen resguardo (62-48 y 80-70), pero en el más difícil todavía los aurinegros acabaron de inmolarse para recibir 18 puntos en menos de cinco minutos y certificar una derrota de las que dejan huella.

El arranque canarista fue un tanto desconcertante, concediendo canastas sencillas en el ataque posicional del Delteco y permitiendo también a los visitantes correr con cierta comodidad. Así, en apenas tres minutos los isleños ya habían recibido 10 puntos (5-10). Errática puesta en escena que corrigieron los aurinegros con siete puntos consecutivos de Abromaitis, con un notable control de su propio rebote y, especialmente, con un sobresaliente acierto desde el 6,75. Una puntería que lideró un contestatario Akognon, necesitado de desquitarse de su borrón de Málaga.

El combo norteamericano fue fiel a sí mismo, no se cortó desde el perímetro y comenzó a ver el aro como una piscina (11 puntos en ocho minutos) para liderar un parcial de 14-0 con el que los de Katsikaris marcaron las primeras diferencias significativas (23-13). Un estirón en el que también tuvo mucho que ver el seguir controlando el rebote (con Tobey de máximo exponente), una buena circulación de balón (seis asistencias en el primer cuarto) y algunas acciones de picardía de Bassas (28-18).

Los aurinegros llegaron a convertir siete de los diez primeros triples que lanzaron (incluido el de Vasileiadis para el 31-21 en el inicio del segundo acto) en una cifra casi sin precedentes para los canaristas. La racha se cortó de cuajo durante algunos minutos, en parte porque los locales perdieron algo de fluidez en su ataque, y también porque los de Fisac comenzaron a tener algo más de presencia en aro ajeno, con sendos mates de Clark y Fakuade (31-26, 14').

Momento un tanto delicado que se encargó de solventar, quién si no, Akognon con un nuevo triple. A un Josh desatado le secundaron Tobey y Niang cerca del aro, aunque el pequeño norteamericano no había concluido todavía su labor de penitencia. Volvió a anotar de tres a la carrera y nuevamente desde ocho metros para irse hasta los 20 puntos en su cuenta particular y disparar a un conjunto, el tinerfeño, que ya por entonces estaba crecido (51-33).

A los de Katsikaris les salía todo, especialmente desde el perímetro, con un espectacular 12/20 en el tiro de tres (6/10 para Akognon), donde también tuvieron protagonismo Abromaitis (2/2) y San Miguel, capaz de anotar cayéndose de lado y sin la necesidad de recurrir a su habitual tiro a pies plantados. En el festival ofensivo hasta Niang metía sin querer al tratar de controlar un pase a la carrera del propio Rodrigo, autor de seis asistencias al intermedio. Fue precisamente ese, el de los pases a canastas (con 14 en 20 minutos) un síntoma de lo bien que se lo estaba pasando el Iberostar (56-35).

Con el duelo prácticamente visto para sentencia, el Iberostar bajó un poco el pistón a la vuelta de vestuarios. Le faltó acierto para prolongar su racha desde el perímetro (0/4), y detrás no tuvo la misma mordiente que en los minutos previos. Así, el Delteco fabricó un parcial de 2-8 (62-48) que llevó a Katsikaris a pedir tiempo. Dejando aparcado el tiro de tres y en busca de un mayor equilibrio, el cuadro canarista recurrió a sus interiores, que con canastas de oficio devolvieron el choque a su estado anterior (71-52, 27').

Tranquilidad que solo fue momentánea, ya que al cuadro canarista, cada vez más acogotado por la presión defensiva de los de Fisac, se le empezó a torcer todo. Desde una desagradable lesión de Allen en su muñeca derecha, hasta la incapacidad de frenar las penetraciones e los donostiarras ni contener el oficio debajo del aro de Agbelese (73-63). Nada menos que 28 puntos encajados en un solo cuarto.

Tres pérdidas seguidas (una al final del tercer acto y dos en el inicio del cuarto periodo) y el Delteco ya estaba a cinco (73-68). Entre una canasta de Abromaitis y tres libres de Vasileiadis los canaristas volvieron a tener un cierto colchón (80-70). Pero ni con esas. Ahí ya todo estaba cruzado para los isleños, que vieron como dos triples de Swing dejaban el electrónico en un 82-80 con cuatro minutos por delante.

Con el Iberostar en colapso total el conjunto vasco terminó de obrar la remontada (triple de Cherry para el 82-83), y aunque Vasileiadis anotó de tres (85-83), una canasta de Agbelese, un triple de Clark desde ocho metros, y un par de tiros libres resultaron definitivos (85-90) ante un Canarias que tras numerosas ocasiones en las que ni el corazón ni la cabeza le funcionaron, solo fue capaz de ver aro (2+1 de San Miguel) cuando todo estaba decidido. Una derrota enormemente dolorosa en lo clasificatorio, pero que en lo anímico aún puede tener peores repercusiones para el futuro más inmediato de los canaristas.


Liga Endesa: Morabanc Andorra - Iberostar Tenerife

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente