10 de abril de 2018
10.04.2018
Baloncesto. Liga Endesa

Fotis Katsikaris pica a sus jugadores

El técnico del Iberostar espera que sus jugadores "den un paso al frente" para este tramo final de competición

11.04.2018 | 01:18
Katsikaris hace indicaciones a sus jugadores durante un partido.

Katsikaris pica a los suyos. Sabedor de la importancia que para el partido de este miércoles supondrá la baja de Ponitka y la merma física de otros jugadores como Abromaitis y Vázquez, el técnico del Iberostar Tenerife espera que los suyos muestren un impulso extra en esta recta final de la fase regular. "Es el momento en el que los chicos deben dar un paso adelante y tener más fe en ellos mismos; tratar de buscar, como equipo, la mejor manera de ganar los partidos", ha comentado el preparador heleno en la víspera del duelo contra el Delteco Gipuzkoa.

Según el técnico griego, el cuadro lagunero está en camino de encontrar el equilibrio deseado y conveniente. "Parece que nuestra defensa vuelve a estar en el nivel que queremos, pero lo que nos falta ahora mismo es acierto, y eso llega con la fe y la buena circulación de balón para encontrar el mejor tiro posible", expresa el ateniense, que pone en valor la capacidad de "compartir" y de "jugar con los espacios" de los suyos para "alcanzar 18 asistencias de media sin que nadie en particular dé seis o siete". "Pero llegan los momentos en los partidos en los que alguien debe decidir los partidos y casi no tenemos a nadie de ese perfil", significa en relación a Josh Akognon.

En relación al duelo de esta próxima jornada, Katsikaris considera que en la ausencia por lesión de los jugadores más valorados de ambos conjuntos (Mateusz Ponitka y Henk Norel) es el Delteco el más beneficiado. "Ellos no tienen nada que perder, pero nosotros nos jugamos una nueva final por un objetivo muy grande que es entrar en el play off. Que el rival no tenga tanta presión por el resultado es algo que le puede salir bien", resalta el responsable del banquillo canarista. "El Gipuzkoa es un equipo que juega lo mismo en casa que fuera, y con un entrenador, Porfi Fisac, muy inteligente y al que le tengo mucho respeto por cómo preparar los partidos. El factor psicológico está a su favor, y ahora con la ausencia de Norel más todavía", reseña finalmente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente