08 de abril de 2018
08.04.2018
Natación Open de Primavera

Michelle Alonso rompe una frontera

La nadadora tinerfeña con discapacidad intelectual del Ademi logra meterse en las semifinales del Open de Primavera absoluto de Málaga junto a las principales estrellas de la natación española

08.04.2018 | 00:18
Michelle Alonso rompe una frontera

Michelle Alonso cerró su histórica participación en el XIX Open Primavera absoluto de la Real Federación Española de natación, que se disputa durante estos días en el Centro Acuático de Málaga, quedándose a las puertas de clasificarse para la gran final de los 50 metros braza. Michelle fue la gran sensanción del torneo, al rebasar una frontera que hasta la fecha nadie había logrado superar: que nadadores discapacitados y sin discapacidad compitiesen juntos en la misma piscina.

La nadadora del Ademi Tenerife se convirtió de esta forma en la primera participante con discapacidad intelectual en tomar parte de una prueba para deportistas sin discapacidad.

Michelle tiene reconocida una discapacidad intelectual del 37%. Sin embargo, eso no le ha supuesto un obstáculo para convertirse en la estrella del equipo paralímpico español y, ahora, en una de las mejores nadadoras de toda España. Ayer nadó junto a Jessica Vall, uno de sus referentes deportivos y, junto a Mireia Belmonte, una de las grandes estrellas de la natación nacional, los 50 metros braza. Y, lejos de dejarse intimidar, sacó lo mejor de sí para colarse en las semifinales, tuteando a las mejores.

La Sirenita empezó a nadar de niña por prescripción médica. Sus buenos resultados le permitieron hacerse pronto un hueco en la natación paralímpica dentro de la categoría S14. Ha participado en dos Juegos Paralímpicos (Londres y Río), en los que logró el oro, y es la vigente campeona del mundo paralímpica, tras su éxito en México.

La Sirenita bordó su primera serie, en la que consiguió un tiempo de 33:55 segundos, que le dio derecho a estar en las semifinales de la tarde. En la jornada vespertina, Michelle paró el cronómetro en 33:61 segundos, quedándose a solo 52 centésimas del octavo puesto y undécima en la general, a solo tres posiciones de colarse en la gran final.

Meterse en semifinales fue un éxito mayúsculo para la nadadora del Ademi, quien al término de la jornada reconoció en los micrófonos de la Cadena SER que estaba "muy contenta" por haber podido participar junto a nadadoras como Jessica Vall, y "satisfecha" después de su brillante actuación.

Precisamente Jessica Vall batió el récord de España en 50 metros braza, que tenía en su poder Conchi Badillo desde los Juegos Mediterráneos de Pescara 2009, con un tiempo de 31.10, dentro de la primera prueba del Campeonato de España AstralPool Open de Primavera 2018.

La catalana, del CN Sant Andreu, bajó en cuatro centésimas el récord que estaba vigente desde hace una década, en poder de Badillo, que consiguió su marca dentro de las eliminatorias de los Juegos del Mediterráneo 2009.

La campeona olímpica Mireia Belmonte (UCAM Fuensanta), con un tiempo de 2.08.87 en los 200 mariposa, consiguió la mínima europea, y su compañero Miguel Durán también logró marca mínima con un registro de 3.49.62 en los 400 libres. Además, hubo buenas noticias en la categoría junior, con Ferrán Juliá (CN Cervera) con una marca de 3.55.11 en 400 metros libres y con Manuel Martos (CDD H2O El Ejido) con un tiempo de 56.35 en la categoría de 100 metros espalda.

En las semifinales de los 200 espalda, África Zamorano obtuvo la mejor marca, con 2:10.89 y Catalina Corró, quien superó recientemente un tumor cerebral, quedó cuarta y se clasificó para la final (2:13.55). Menos nombres tuvieron los 200 espalda sin la participación de Hugo González, descalificado por la mañana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente