05 de abril de 2018
05.04.2018
Golf 82º Masters de Augusta

Cabrera Bello sueña con el Masters

El grancanario afronta el decimonoveno 'major' de su carrera con las mejores sensaciones

05.04.2018 | 00:29
Rafa Cabrera Bello, ayer, en el último día de entrenamientos en el Augusta National Golf Club, donde hoy arranca el Masters.

El golfista grancanario Rafa Cabrera Bello sale dispuesto a ganar el primer major de su vida, y nada menos que en el selectivo Augusta National Golf Club, sede hasta el domingo de la 82ª edición del Masters. Esa es la actitud del canario en todos los torneos en los que compite: salir a ganar porque siempre se prepara para ello y acabar en lo más alto es el objetivo.

Pero esta cita es sin duda una de las más especiales y ganar un torneo de esta envergadura el sueño que lleva persiguiendo. Es la decimonovena ocasión que compite en uno de los cuatro grandes de la temporada y está en la línea de conseguirlo. El año pasado, el mejor de su carrera como profesional desde el 2005, acabó en el Abierto Británico, el más prestigioso de todos, en la cuarta posición tras tener opciones a la victoria final.

Desde luego que para llegar a este punto el camino ha estado plagado de dificultades en un deporte de alta complejidad, en el que cualquier mínimo detalle influye.

Los mejores del mundo

En Augusta participan los 87 mejores jugadores y llegar al último día de competición se puede considerar como un éxito, un triunfo si se acaba en el top ten y el no va más si al final te enfundas la preciada chaqueta verde, la que sólo los privilegiados pueden llevar de por vida en tan señalada cita. No es para menos. El recorrido es tan fantástico como infernal. Hay auténticas trampas que entierran culaquier aspiración de victoria y de eso sabe bien Rafa Cabrera Bello que se presenta en la 22ª posición de la clasificación de la Asociación de Golfistas Profesionales (PGA) y que en los dos últimos años ha tenido el honor de poder competir con distinta suerte. Acabó 17º en el 2016 y no pasó el corte el año pasado. Pero de los dos casos ha extraído importantes conclusiones que le han permitido mejorar.

Un gurú del golf como David Leadbetter, maestro y amigo del grancanario, no dudó en afirmar el año pasado que el jugador del Real Club de Golf de Las Palmas ya estaba preparado para ganar su primer major porque se apreciaba su mejora, su calidad era incuestionable y, lo más importante, tenía la confianza de los campeones. Sólo faltaba el momento.

Y quien sabe si ha llegado. De momento, Rafa Cabrera Bello está realizando una temporada más que aceptable, con un lunar la semana pasada al no pasar el corte en el Club de Golf de Houston, en el Shell Houston Open. Un lapsus que no significa nada por el poder de recuperación y superación que ha mostrado en estas últimas temporadas el canario.

No hay que olvidar que lleva una buena trayectoria que en 2018 comenzó con su doble participación en los torneos del circuito europeo en los Emiratos Árabes, el de Abu Dhabi y su favorito, el Omega Dubai Desert Classic, torneo que ya ganó en el año 2012, y en la que acabó sexto en esta última edición.

Después, dentro de su meditado plan para el año, dio el salto al continente americano y tras participar en el HT&T Pebble Beach Pro-am, fue 26º en el Genesis Open, 29º en el The Honda Classic y su mejor resultado hasta la fecha en el WGC México Championship donde terminó en la tercera posición. Después intervino en el WGC Dell Technologies Match Play, un formato que le encanta a Cabrera Bello, pero en el que no pudo superar la fase de grupos en la que compitió, entre otros, con un monstruo como Phil Mickelson, tres veces ganador en Augusta.

Una 'Armada' de lujo

Ahora, para el mimado trazado de Augusta, el chip'es totalmente diferente. El ambiente contagia, con masiva presencia de aficionados hasta en los entrenamientos, en un campo de leyenda. Rafa Cabrera Bello tiene buenas vibraciones como ya ha reconocido a medios especializados y ahí estará desde las 20.00 hora canaria de hoy junto a sus compañeros Sergio García, ganador el año pasado y estrella en los prolegómenos del torneo; Jon Rahm, tercero del ránking mundial, y el mítico José María Olazábal, mucho más que una referencia para el canario y que tiene la satisfacción y el honor de estar en posesión de dos chaquetas verdes.

Los mejores golpes se podrán ver a partir de esta tarde-noche en el canal Movistar Golf, con los estadounidenses Dustin Johnson y Justin Thomas encabezando la amplia delegación USA por su condición de número 1 y 2 de la PGA, con la esperanza de que Cabrera Bello pueda exhibir ese golf que le ha permitido mantenerse tantos años en la elite cuando está a punto de cumplir 34 años de edad, el momento ideal para encumbrarse.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente