02 de abril de 2018
02.04.2018
Baloncesto

"Esta plata tiene el mismo o más mérito que el oro del año pasado"

"Todos los jugadores que han pasado por la selección estos años han demostrado mucha humildad", manifiesta el seleccionador canario, Edu Trujillo

02.04.2018 | 11:43
"Esta plata tiene el mismo o más mérito que el oro del año pasado"

Por dos años consecutivos la selección canaria masculina de minibasket ha subido al podio del Campeonato de España. Nada menos que un oro y una plata, preseas casi impensables hasta hace nada tanto por la magnitud de las mismas (por haber derrocado a potencias como Cataluña, Madrid y Andalucía) como por el tiempo que llevaba el combinado isleño sin alcanzar uno de los tres primeros puestos, casi tres décadas. Detrás de estos brillantes éxitos, el trabajo de la Federación Canaria, pero sobre todo la labor de adiestramiento de Edu Trujillo, el técnico tinerfeño encargado de llevar de manera consecutiva a dos generaciones diferentes hasta la gloria en sus inicio competitivos.

¿La plata del pasado miércoles sabe a plata, a bronce o a oro?

La plata sabe a plata, evidentemente. Pero para mí esta medalla tiene el mismo o incluso más mérito que el oro del año pasado ya que ahora teníamos un equipo un poquito menos equilibrado y con algunas carencias, por lo que el mérito es extraordinario teniendo en cuenta el grupo en el que estamos encuadrados y luego también la dureza del partido de semifinales.

¿Qué le faltó a Canarias para volver a repetir el oro? ¿Solo gasolina?

Para ganar al final nos faltó fuerza. Durante todo el campeonato para paliar esas deficiencias que teníamos debimos hacer un desgaste muy importante, con mucha acumulación de minutos en partidos muy igualados. Madrid tenía un gran equipo pero creo que en igualdad de condiciones físicas hubiéramos plantado más cara.

¿Si hace algo más de un año le dicen que su selección mini iba a ganar un oro y una plata, se lo hubiera creído?

Para nada se me pasaba por la cabeza alcanzar dos finales. El propio entrenador de la selección femenina de Cataluña, que ha ganado un montón de oros, me destacaba que la gente no sabe la dificultad que tiene llegar a una final en un campeonato así. Cada vez el nivel es más alto, sobre todo el de las selecciones más pequeñas.

¿Cuál ha sido el secreto?

No lo sé. En nuestro caso quizá el optimizar lo mejor posible los recursos, sobre todo de tiempo, el mayor hándicap que tenemos respecto a las selecciones de la Península. Que el tiempo que entrenamos sea lo más aprovechable posible. Ya la experiencia te dice qué tipo de jugadores es más conveniente para este tipo de torneos y así poder competir. Es verdad que este año en algunas posiciones íbamos muy limitados.

En este tipo de categorías, cuando una selección como Canarias se ve luchado por medallas, ¿qué prima más, el competir para ganar a toda costa o el educar?

En un tipo de campeonato de estos no vamos a formar jugadores desde el punto de vista técnico porque para eso están sus entrenadores. Además, me parece una falta de respeto que yo pudiera modificar algún gesto técnico de un chico porque entendiera que en su equipo no se haya trabajado. Vamos a competir, pero siempre bajo unas premisas básicas de diversión y de que el jugador no esté encorsetado, sino libre, para que exponga su talento. Siempre le digo a ellos que si están en la selección es porque saben hacer unas cosas y esas cosas de sus equipos son las que queremos que repitan.

¿Habrá continuidad de estos resultados para Canarias o habrá que esperar otros 27 años?

Espero que no, y que haya continuidad. No podemos pretender llegar a la final siempre, pero no es menos cierto que llevamos siete años consecutivos alcanzados semifinales entre las dos selecciones, lo que habla bien del trabajo de los clubes de las Islas. Cada generación es una historia, y el año que viene creo que nos llegará otra con posibilidad hacer de nuevo cosas bonitas. Pero en otros sitios ocurre lo mismo y seguro que la competencia va a ser dura

¿Se atreve a pronosticar que alguno de los jugadores que han logrado medalla estos dos años están capacitados para llegar lejos?

Son muy pequeños todavía y ahora mismo eso es algo que depende de su evolución física, técnica, antropométrica y, sobre todo, su trabajo en el día a día. A simple vista sí veo algunos con posibilidad, no sé si de ACB, pero sí categoría profesional. Aunque repito, son muy jóvenes todavía.

¿Y existe riesgo de que alguno de ellos acabe endiosándose?

No. Todos los jugadores que han pasado por la selección en estos últimos años lo que sí han demostrado es mucha humildad. Ellos mismos saben que el que vaya un poquito de sobrado se queda fuera. Creo que al menos en minibasket nos podemos considerar unos afortunados, porque además muchos de los niños sueñan con meterse en la selección y hacen todo lo posible para ello.

En estas edades, ¿qué es más complicado de gestionar, una derrota o una gran victoria cuando después hay otro partido importante?

Ellos no llevan del todo mal ni una cosa ni la otra, sobre todo las derrotas. Les duele y lloran, pero al poco tiempo ya están otra vez en actitud positiva para afrontar los siguientes partidos. Por ejemplo, en el caso de la final, estaban muy fastidiados en el momento, pero ya en la entrega del trofeo supieron disfrutar del momento. Los adultos lo analizamos más.

A título particular, ¿su intención es seguir como seleccionador mini o preferiría dirigir a una selección de mayor edad? ¿Se ve entrenando a un conjunto sénior?

Yo me encuentro encantado dirigiendo el mini y me gustaría seguir. No me desconsuela para nada dirigir categoría una superior o profesional. Yo ya tengo una vida laboral establecida y esto me aporta muchas cosas, pero precisamente porque se trata de la categoría minibasket, una edad con la que me lo paso muy bien. Con gusto hago el sacrificio de emplear tantos fines de semanas en formar el equipo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente