11 de febrero de 2018
11.02.2018
Fútbol CD Tenerife

El Tenerife prueba el efecto champán

El equipo blanquiazul, a aprovechar la efervescencia del cambio de entrenador para volver a ganar en el Heliodoro

11.02.2018 | 21:13
El Tenerife prueba el efecto champán

En medio de un carnaval de cambios, Tenerife y Córdoba se examinan mutuamente en un duelo de necesitados (Heliodoro Rodríguez, 19:00 horas). La contienda es clave para los dos, angustiados por sus urgencias clasificatorias y obligados a demostrar la validez de sus últimas apuestas. Los locales, la del relevo en el banquillo; los visitantes, la metamorfosis total que han elegido sus nuevos propietarios como último clavo ardiendo al que aferrarse.

Se hará extraño ver en la acera blanquiazul a Joseba Etxeberría en el sitio que ocupó José Luis Martí las últimas 108 veces. El técnico de Elgoibar aterrizó el lunes en Tenerife y al día siguiente ya se puso manos a la obra. Le queda una ardua tarea por delante -con contrato hasta junio- y con un propósito prioritario: enderezar el rumbo de una nave a la deriva. Todo será más fácil si la travesía empieza con buen pie, esto es, si hoy suma sus primeros puntos.

Sería demasiado pedirle a Etxeberría que ya esta tarde se note su mano. Apenas ha completado cinco entrenamientos con sus nuevos pupilos. Y todo es nuevo: el segundo entrenador, el preparador físico, la metodología y hasta el sistema. En sus primeras sesiones, el ex del Amorebieta ha insistido en simplificarlo todo. Lo normal es que pruebe a cada uno en su sitio, sin experimentos extraños; y que abogue por alinear a los futbolistas presuntamente más talentosos. Lo mejor: que podrá contar con todos. Incluso con Longo, que ya no entrena a medio gas y es probable que figure entre los elegidos.

Enfrente, el Córdoba tiene pinta de ser un rival propicio para iniciar la escalada. El cuadro blanquiverde ha hecho más de una quincena de cambios para revertir su dinámica deprimente, pero ha sumado dos tropiezos consecutivos (ante Zaragoza y Barça B) que le hunden en la clasificación y minan su propia confianza. En sus filas, dos extinerfeñistas con un protagonismo menguante: Javi Lara y Alejandro Alfaro; y un tinerfeño como Jesús Valentín, recién llegado en la última remesa de fichajes.

En condiciones normales partiría como claro favorito el Tenerife, que ya superó a este rival en la Copa pero cayó en la primera vuelta con claridad en el Arcángel. Hoy hará falta el auxilio del Heliodoro, que probablemente vuelva a situarse por encima de los 10.000 espectadores para jalear a un Tenerife necesitado. Es posible que el cambio de entrenador recupere a los aficionados perdidos para la causa y que el colorido de los grupos del Carnaval se convierta en una ayuda extra. Todo suma y todo cuenta en un partido a cara de perro. Ganar es imprescindible. Etxeberría prueba el efecto champán.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine