14 de enero de 2018
14.01.2018

Ni Prigioni se salvó de la exigencia

14.01.2018 | 00:28

Esta tendencia cambiante en las plantillas del Baskonia se extiende igualmente a los responsables de su banquillo. Dusko Ivanovic parecía casi intocable como sargento de hierro en la nave baskonista, pero los malos resultados en el inicio de la campaña 2012/13 precipitaron su salida. Desde aquel momento (han pasado poco más de cinco años) la entidad de Josean Querejeta ha tenido otros ocho primeros entrenadores. El primero Zan Tabak que pasó sin pena ni gloria y al que sucedió al curso siguiente Sergio Scariolo. El ahora seleccionador nacional solo duró un año antes de la apuesta por Marco Crespi, al que sustituiría meses más tarde Ibon Navarro. Velimir Perasovic sería el elegido para la campaña 15/16, pero solo duró ese ejercicio antes de la llegada de Sito Alonso. Este verano el elegido fue Pablo Prigioni, un ídolo en el Buesa Arena pero que fue devorado por la exigencia de los resultados en s primera experiencia como técnico. Ahora, Perdro Martínez, otro viejo conocido de los banquillos del club vitoriano, tiene ante sí el reto de encontrar una estabilidad ajena a sus predecesores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine