23 de octubre de 2017
23.10.2017
Lucha Campeonato del Mundo de Grappling

Kaddur se cuelga el oro y Guillén se queda a las puertas del podio

La lucha tinerfeña ha vuelto a lucirse

23.10.2017 | 01:02

La lucha tinerfeña ha vuelto a lucirse. Y lo hizo esta vez en el mejor escaparate posible, el Campeonato del Mundo de Grappling, que concluyó ayer en Bakú. Yusef Kaddur y Raquel Guillén representaron a la isla del Teide en la cita organizada por la United World Wrestling (Federación Internacional de lucha). El primero, que compitió en 77 kilogramos, se proclamó campeón y revalidó así su título mundial. Mientras que Guillén se quedó a un paso de colgarse una medalla en la categoría de 58 kilos.

La luchadora tinerfeña tuvo que enfrentarse a las exponentes de las principales potencias del planeta. Así, se midió a la representante de Rusia, vigente campeona del mundo, así como a la de Japón y a la de Irán, con la que perdió por escaso margen en la disputa por el bronce. Kaddur, aunque de origen melillense, reside y se entrena en Tenerife desde hace años y, junto con Raquel Guillén, son dos de los luchadores españoles más exitosos del momento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente