07 de octubre de 2017
07.10.2017

De mañana no puede pasar

El Iberostar Tenerife tratará de ganar al Valencia, al que nunca ha derrotado en la Isla y al único de su actuales adversarios con el que no ha podido en estas seis últimas temporadas

07.10.2017 | 01:14
De mañana no puede pasar

Una cuenta pendiente histórica y un reto particular para buena parte de la plantilla. El Iberostar Tenerife recibe mañana por la tarde al Valencia Basket, un rival encontrado como ninguno para los laguneros, y que va camino de convertirse en bestia negra para los isleños, hasta el punto de que los 14 duelos entre aurinegros y taronjas, solo uno, el primero de ellos, se resolvió en favor de los canaristas. Y eso sucedió en la campaña 89/90.

Desde ese momento, el Iberostar encadena 13 derrotas con los valencianistas, entre ellas las 10 sufridas en la nueva era canarista desde su ascenso a la ACB al término de la campaña 11/12. La racha implica varios datos relevantes, entre ellos que el adversario aurinegro de mañana es al único de los actuales que militan en la élite del basket nacional al que los laguneros no han vencido en este lustro más reciente. Además, el conjunto tinerfeño nunca ha derrotado en su feudo a los taronjas (0-7), donde sí han caído, al menos una ocasión, los demás equipos, incluidos el Real Madrid o el Barcelona, ambos este pasado curso. De hecho, el balance con los blancos es de 2-3, mientras que ante el cuadro azulgrana los isleños se llevaron sus dos últimos duelos.

Una maldición histórica que a mediados de marzo vivió el que por ahora es su último capítulo. Y es que tras haber acariciado el triunfo en la temporada anterior (82-86), los aurinegros estrecharon, más si cabe, el cerco, hasta el punto de que dos desafortunadas decisiones arbitrales privaron a los canaristas de doblegar a los de Pedro Martínez y consolidarse en el liderato de la Liga Endesa. Así, un triple imposible de San Emeterio al final del tercer cuarto después de que el santanderino pisara la línea de fondo, y un fuera de banda señalado a Kirksay ( a poco más de un minuto para el final) cuando el del Bronx no había pisado la línea, cercenaron las opciones de los tinerfeños, que acabaron perdiendo 62-65. Una derrota a la postre clave para no haber sido cabeza de serie de cara al play off.

Fue solo un episodio más de un thriller casi condenado a resolverse en un suspiro cuando ambos se miden en suelo isleño, todo lo contrario a lo que sucede cuando se enfrentan a la orilla del Turia. Así, en estos cinco años más recientes el Valencia ha vencido en el Santiago Martín como mucho por nueve puntos, y su ventaja media es de 5,4 tantos. Todo lo contrario de lo que sucede a la inversa, donde los levantinos disparan su renta a un 19,4 por encuentro. Para acabar con la superioridad del Valencia en La Fonteta, el Iberostar debe esperar hasta mediados de marzo, pero en su propósito de reconducir esta historia particular mañana dispone de otra ocasión. Ocho jugadores y casi todo el cuerpo técnico tienen ante sí la oportunidad de desquitarse.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine