19 de abril de 2017
19.04.2017
Fútbol CD Tenerife

Martín Marrero, Leyenda Deportiva

La Asociación de la Prensa le otorga uno de sus premios más importantes por su trayectoria como futbolista y entrenador

19.04.2017 | 02:46
Martín Marrero, durante su etapa en el CD Tenerife.

"Me han emocionado"

  • Marrero significó ayer que los periodistas deportivos de Tenerife le han "emocionado" con esta distinción. Para él, la mayoría de reconocimientos han sido en Gran Canaria, donde jugó hasta 13 temporadas con la Unión Deportiva. "El primer año nos costó salvarnos, pero luego vinieron momentos maravillosos", relata. En cuanto a sus distintas etapas de blanquiazul, admite que "fue muy especial conseguir el ascenso a Segunda División" y que supuso para él una frustración verse apartado del cargo de entrenador por parte de la directiva que presidía Víctor Pérez Ascanio, que tomó partido por Lobo Carrasco. "Un día, quiso dar él la rueda de prensa tras un partido", relató. Ayer, también hubo margen para enumerar otros instantes importantes en su carrera. Martín, que superó un cáncer, afirma que lo hizo desde la fuerza de voluntad y el deseo de no cambiar sus hábitos. El día 8 será Leyenda. La Opinión

La Asociación de la Prensa Deportiva de Tenerife (APDT), que preside Paco Fariña, dio a conocer ayer que uno de sus premios más emblemáticos será este año para Martín Marrero de la Cruz, exfutbolista y exentrenador del CD Tenerife, del que se destacan "sus valores como persona, su incondicional pasión por el deporte y su capacidad para transmitirla a través de los medios de comunicación", pues ejerce desde hace años como comentarista deportivo.

Marrero de la Cruz es una figura imprescindible en la historia del fútbol canario. Su larga y brillante carrera se desarrolla en las dos orillas del Archipiélago y en los dos clubes isleños más emblemáticos. Primero en el Tenerife, luego en la UD Las Palmas.

Nació en Santa Cruz el 6 de septiembre de 1945. Se inició en las divisiones inferiores blanquiazules, donde destacó tanto que fue convocado por la selección insular en categoría juvenil. Con solo 18 años debuta en Segunda División, un acontecimiento clave en sus años como jugador y que se produce en el marco de la temporada 63/64.

Martín permaneció hasta tres años bajo disciplina del Tenerife y su traspaso a Las Palmas fue necesario para garantizar la supervivencia del representativo. Se marchó junto al delantero centro José Juan, al inicio de la campaña 66/67. Conocido entonces como Martín II, sobresalió por su pundonor, excelsa técnica, rapidez y proyección ofensiva.

Su debut en partido oficial con Las Palmas fue en el estadio Insular, contra el Granada, en septiembre del 66. Su imparable proyección y méritos a las órdenes del histórico Luis Molowny le valieron para afianzarse en el primer equipo amarillo y destacar incluso como goleador, si bien siempre se empleó en posiciones defensivas.

Desde la mejor Unión Deportiva de la historia, Marrero aunó méritos suficientes como para ser citado por la selección nacional, primero la sub 23 y a continuación la absoluta, con la que se estrenó contra Bélgica. Una grave lesión le apartó del juego, pero aún fue citado tres veces más. La última, para un partido en el Olímpico de Helsinki, escenario que figurará para siempre en su muy brillante currículum.

Es Marrero una figura de importancia indiscutible en la historia amarilla, con cerca de 400 comparecencias con el primer equipo de Las Palmas; y también en el Tenerife, donde también triunfó como entrenador, pues llevó al equipo a un muy celebrado ascenso a Segunda División y, en una etapa posterior, a salvarse del descenso a la categoría de bronce.

Su brillante carrera deportiva en ambas facetas, como jugador y entrenador, hacen de Martín Marrero una leyenda del fútbol canario y un ejemplo para las nuevas generaciones. Desde hace años ejerce como comentarista de partidos en compañía de Juan Carlos Castañeda en muy distintos medios de comunicación: la Cope, Radio El Día, la extinta Radio MyD y, en el último decenio, en la cabina en el Heliodoro Rodríguez López de Radio Club Tenerife. Con el tiempo, Martín se ha convertido en una de las voces más reconocibles de las transmisiones deportivas de esta emisroa y especialmente en sus tertulias.

Los dos clubes representativos le han tenido en muy alta estima. Así, la UD le otorgó hace algunos años su más alta distinción, que recibió en compañía de los jugadores de su quinta. El Tenerife, mientras, le consultó tras el último descenso a Segunda B en la toma de decisiones y el esbozo de una hoja de ruta para el futuro. Es incuestionable el cariño y la admiración de la afición insular, que le admira como la leyenda que es.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente