19 de enero de 2017
19.01.2017

La del martes fue la tercera derrota en casa en los últimos 18 duelos

19.01.2017 | 00:18

El tropiezo sufrido el martes contra el Avellino es casi rara avis en estos últimos tiempos para el Iberostar Tenerife en su propia cancha. Y es que en sus 18 encuentros más recientes como local los laguneros solo han cedido en tres ocasiones: ante el Unicaja en ACB y frente al Strasbourg y el citado conjunto transalpino en la BCL. Por el contrario, los canaristas acumulan 10 triunfos en la competición nacional y otros cinco en la continental dentro de una racha que comenzó tras la que hasta el momento es la peor derrota (17 de abril de 2016) de los laguneros en la élite ante sus aficionados: 67-92 contra el Fuenlabrada. También frente al conjunto madrileño se produjo posteriormente el triunfo más abultado en ACB de la entidad canarista gracias al 96-50 de este mismo curso.

Pero antes de conseguir esta fiabilidad al amparo de los suyos, a Txus Vidorreta le costó un buen poco dar con la tecla para hacer del Iberostar Tenerife un conjunto sólido como local. Así, en sus 12 primeros encuentros en el Santiago Martín, y pese a estrenarse con un sonado triunfo ante el Gran Canaria y otro posterior frente al Real Madrid, el técnico bilbaíno solo fue capaz de llevar a los suyos a un balance de 6-6, con tropiezos hasta cierto punto inesperados como los sufridos frente a Manresa y Gipuzkoa.

Ya con la velocidad de crucero conectada, el Iberostar solventó de manera positiva sus duelos del pasado curso frente a Sevilla, Obradoiro y Bilbao, mientras que este año ya han caído en La Hamburguesa los propios Sevilla (ahora como Real Betis) y Obra, así como Estudiantes, Fuenlabrada, Murcia, Andorra y, hace apenas cuatro días, el FC Barcelona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine