17 de enero de 2017
17.01.2017
Atletismo

Correr contra con la pobreza

Tere Linares, Basilio Labrador, Pili Ramos y Kenty Siverio, representación tinerfeña en el ultramaratón solidario de 172 kilómetros en la India

17.01.2017 | 16:31
De izquierda a derecha, Kenty Siverio, Basilio Labrador, Tere Linares y Pili Ramos.

En un momento de efervescencia, en algunos casos desmedida, de práctica deportiva, los más veteranos del lugar se reinventan en un ejercicio de solidaridad elevado a la enésima potencia. Decir Tere Linares, Basilio Labrador o Pili Ramos es retrotraerse al mejor aroma del atletismo tinerfeño, ganado a pulso bajo el sol de justicia de décadas atrás en las que una internacionalidad con la selección española se pagaba a precio de oro. Escasas son las carreras populares que no han crecido con ellos en sus podios.

Los años parece que no pasan gracias al espíritu indeleble que se mantiene intacto en ellos, que acompañados por Kenty Siverio, un deportista mayúsculo también con largo recorrido en el ironman, se enfrascan la próxima semana en una aventura de las que vale la pena contar y participar, un ultramaratón en Anantapur de 172 kilómetros por relevos divididos por etapas de 42, en favor de los más desfavorecidos. El reto, el apadrinamiento de 500 niños y niñas, uno por kilómetro y alcanzar una recaudación de 25.000 euros para colaborar con un proyecto de ortopedia y traumatología para la gran cantidad de personas con movilidad reducida que pasan por el Hospital de Bathalapalli.

Tratándose de la India no podía obviar su compromiso la Fundación Vicente Ferrer, que se ha volcado para que todo tenga su sello entre el 22 y el 24 del presente mes de enero. Lo de menos es correr y así lo entienden los 10 equipos participantes procedentes de diferentes puntos de la geografía nacional, en una iniciativa que sembró hace un año el grancanario Juan Manuel Viera -plasmado en el documental La carrera de sus vidas-, visionario de una cita que transcurrirá por 17 aldeas del Sur del país asiático, con final en la tumba del filántropo español.

"Nos da la ligera sensación", manifiesta Tere Linares, "que en esta experiencia al final vamos a recibir mucho más de lo que vamos a dar. Parto con la idea de que vendré con el chip cambiado". La realejera entiende que con iniciativas así la vida cobra sentido y suma contenido. "Al final es evidente que correr sirve para otra cosa que para conseguir medallas", añade la tinerfeña, que al igual que sus compañeros contará con el respaldo del Cabildo Insular de Tenerife en este motivante proyecto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine