18 de julio de 2016
18.07.2016
Suscriptor
Historias irrepetibles

El mejor jugador que nunca vimos

Robin Friday, adicto al alcohol y las drogas, se convirtió en una celebridad pese a que solo jugó veinte partidos en la Segunda División inglesa a mediados de la década de los setenta

18.07.2016 | 10:10
Para continuar leyendo
Hazte suscriptor S+
O utiliza un bono de los todavía que tienes pendientes aquí
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine