28 de mayo de 2014
28.05.2014
Ciclismo

El Tour se empieza a ganar en el Teide

Las carreteras de la Isla reúnen durante estos días a figuras como Alberto Contador, Chris Froome y Vincenzo Nibali, los tres máximos favoritos para ganar en julio la ronda gala

28.05.2014 | 02:20
Los ciclistas del Astana, con Vincenzo Nibali en primer término, ayer en Las Cañadas del Teide.

Un hotel de cinco estrellas. Privado de calificación cualitativa por su tipo de establecimiento, el Parador de Las Cañadas se convierte estos días en un alojamiento de máximo nivel, al menos en la vertiente deportiva. Acostumbrado a recibir entre los meses de febrero y mayo, y desde hace más una década, a varios de los más destacados integrantes del panorama ciclista internacional, el recinto ubicado a las faldas del Teide se supera estos días. Y es que en sus habitaciones se hospedan los tres máximos candidatos a vencer en julio el Tour de Francia, Chris Froome –su actual ganador–, el madrileño Alberto Contador, y el italiano Vincenzo Nibali. Los tres, si no surgen sorpresas, se subirán en menos de dos meses al podio de los Campos Eliseos.

Tanto para Froome, como para Contador y Nibali la actual es la segunda visita de este 2014 a Tenerife. La primera, entre febrero y marzo, ya le sirvió a los tres para afinar su puesta apunto que en varios casos, en especial para Alberto, se tradujo en muy buenos resultados en el tramo inicial de la temporada. Ahora, con el Tour a la vuelta de la esquina, la preparación es, si cabe, mucho más concienzuda. Del provecho que saquen a esta concentración dependerá, y mucho, su estado de forma para las próximas semanas.

El estreno de Contador. Para Alberto Contador este es el primer año que basa el punto álgido de su temporada en las carreteras de Tenerife. Hace seis años ya hizo una concentración cuando coincidió con Lance Armstrong en el Astana. Fue solo una toma de contacto con la bicicleta en diciembre. Ahora todo cambia y el Alberto que se está viendo rodar por la Isla es el Contador más agresivo y voraz. Ya lo fue en febrero cuando se aisló por completó para lograr un primer punto de forma que la reportó triunfos en Tirreno Adriático y Vuelta al País Vasco.

Ahora, regresa para afinar su puesta a punto de cara al Tour. concentración que le sirve incluso para probar bicicletas inéditas que podría estrenar en Francia. Y lo hace rodeado de los que serán sus hombres de confianza en la ronda francesa en las etapas de montaña: su amigo Jesús Hernández, y los portugueses Sergio Paulinho y Bruno Pires. Su primer test para saber cómo le ha sentado la Isla lo tendrá en la Dauphiné Liberé dentro de 10 días.

El hermetismo de Froome. Para Chris Froome este es el segundo año en el que Tenerife se convierte en la base de su puesta a punto. Regreso más que lógico cuando sus dos estancias en Las Cañadas en 2013 se tradujeron en un incontestable triunfo en el Tour de Francia. Quizá por ello, y por la marcial filosofía de su equipo Sky, su metodología no cambia: entrenar, recuperar y dormir. Solo eso. Aislado casi por completo del mundo. Dos semanas de preparación intensiva que concluyen el viernes. De la Isla, vuelo a Francia para reconocer el sábado algunas de las etapas de alta montaña con las que se encontrará en julio. Junto a él se encuentran en el Teide varios compañeros que lo acompañarán en la Grand Boucle. Uno de ellos el que debe ser su escudero Richie Porte, el británico Geraint Thomas, así como los españoles Mikel Nieve, Xavi Zandio y David García López, la mayoría de ellos con perfil escalador.

Nibali, un fijo. Con el actual ya son ocho los años en los que Vicenzo Nibali lleva acudiendo a la Isla para entrenarse durante algunas semanas. El año pasado, por ejemplo, venció en el Giro tras su paso por la Isla. Esta vez el Tiburón del Estrecho llegó a Tenerife la pasada semana y no se marchará hasta el lunes día 2. Junto a él se encuentran otros seis corredores que parecen tener un sitio fijo en el nueve que estará en la salida de Leeds el 5 de julio, entre los que se encuentran Jakob Fuglsang, Fredrik Kessiakoff, Alessandro Vanotti, Lieuwe Westra y Andrei Grivko.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente