09 de julio de 2012
09.07.2012

Un título Real por un siglo de historia

La Casa del Rey reconoce el centenario del CD Gara con su máxima distinción para clubes

09.07.2012 | 03:37
Un título Real por un siglo de historia

El club representativo del fútbol garachiquense pertenece ya a ese grupo selecto de entidades deportivas españolas que poseen el título de Real. La Casa de Su Majestad el Rey ha "tenido a bien conceder" la distinción, tal y como recoge el documento oficial remitido desde el Palacio de la Zarzuela al CD Gara. El siglo de existencia que cumple este año es la justificación de este reconocimiento.
El 15 de junio figura como fecha en la que se ha otorgado este prestigioso título al que se considera el club superviviente más antiguo de toda Canarias. La comisión organizadora de los actos del centenario del CD Gara aportó toda la documentación que corrobora el año de nacimiento del primer equipo de fútbol en el municipio de la Comarca de Daute y tras ser examinada por la Casa Real, determinó agraciar a la entidad blanquinegra con su máximo reconocimiento.
En la Villa y Puerto de Garachico se instaló el fútbol gracias a dos hermanos, Juan y Antonio Pérez, que importaron su afición nada menos que de la cuna de este deporte, Inglaterra, ya que ambos estudiaban en ese país por esa época. El verano de 1912 constituye, por tanto, el germen del hoy llamado Real CD Gara. La fiebre por el balompié impulsó a estos dos entusiastas a reunir a un grupo de jóvenes del municipio norteño con el fin de poder llevar a cabo su incipiente hobby. Con ellos formaron el primer equipo del club que preside hoy en día Roque González. Los deportistas que adquirieron el honor de convertirse en los primeros integrantes del conjunto de la Isla Baja fueron el portero José María Benítez Toledo; los defensas Ismael Rolo, Rafael Soler Torregrosa, Heraclio Rodríguez del Pino; los centrocampistas Andrés Rodríguez de la Sierra, Jeremías Hernández, Benigno Mascareño; y los delanteros Hermógenes Arocha, Celio Benítez Toledo, Melchor de la Torre así como los hermanos Juan y Antonio Pérez Díaz
El escenario donde estos bisoños futbolistas de Garachico dieron sus primeras patadas fue la Plaza de Santo Domingo, lugar donde improvisaron un terreno de juego que pudo subsistir durante una década, aproximadamente. Y es que en los estudios del cronista garachiquense Carlos Acosta, se recoge la aparición de una referencia al libro de actas del Ayuntamiento de la Villa y Puerto, en el que reza lo siguiente: "El 3 de julio de 1923, siendo alcalde de Garachico Miguel Mascareño, dio cuenta el concejal Ernesto de León-Huerta y Salazar de Frías a sus compañeros de corporación de que un grupo de jóvenes pretendía construir un campo de fútbol frente al convento de monjas, en la vía pública principal del municipio - hoy llamada calle Esteban de Ponte-". Aquella propuesta se aceptó definitivamente y consta que el consistorio contribuyó con la cuantiosa suma, por aquel entonces, de 500 pesetas. Posteriormente, se construyó el recinto deportivo, que en la actualidad todavía sirve de feudo al Real CD Gara. Nada más crearse el nuevo campo de fútbol se fundaron dos equipos, el CD Águilas y el FC Victoria, si bien ambos se fusionarían en un corto espacio de tiempo. Esa unión dio lugar de nuevo al primitivo Garachico Balompié, que a partir de ahí comenzaría a denominarse ya CD Gara.
Durante su periodo de vigencia, el club del noroeste de la Isla ha sufrido algunas crisis que han impedido su continuidad, aunque siempre se han erigido grupos de devotos garachiquenses que han evitado su desaparición definitiva. En estos momentos, el Real CD Gara atraviesa por una etapa de resurgimiento con una estructura de base cada vez más sólida y un primer equipo que esta pasada campaña ascendió de Segunda a Primera Categoría regional. En su historia más reciente, su primer equipo ha dejado de competir en dos campañas (1995-96 y 2008-2009). Solo en una ocasión ha alcanzado la Tercera División Nacional (1993-94). De resto ha militado ocho veces en Preferente, siete en Primera Categoría y el resto en Segunda Regional. Desde 1923, su casa continúa siendo el Campo Municipal de Garachico, objeto de múltiples remodelaciones como consecuencia de los continuos azotes del mar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente