09 de julio de 2012
09.07.2012
Fútbol. CD Marino

El CD Marino recupera su grandeza

José Ramos, presidente del club sureño, cumple su sueño de "devolverlo a la Segunda División B, que esté saneado y con una plantilla formada por jugadores de la tierra"

09.07.2012 | 03:21
El CD Marino recupera su grandeza

A punto de cumplir 80 años de existencia, el Club Deportivo Marino regresa a la Segunda División B tras más de dos décadas de ausencia. A principios de los años 90 del pasado siglo el club sureño vivió una de las páginas más gloriosas de su historia, pero luego las deudas y las sanciones administrativas lo hundieron en lo más profundo de nuestro fútbol.
Esos buenos y malos momentos los vivió, entre otros, José Pepe Barrios. Su vinculación al cuadro de Los Cristianos data de esa época y hace doce años tomó las riendas de club. Su sueño era un CDMarino saneado, con toda su plantilla formada por jugadores de la tierra y volver a situarlo en la categoría de bronce nacional. Y tantos años de trabajo, de sufrimientos y también satisfacciones dieron su fruto hace ahora un mes. La escuadra sureña logró el triplete en una temporada para enmarcar: campeón del Grupo Canario de Tercera División, campeón de la Copa Heliodoro y ascenso a Segunda B en una única eliminatoria ante el Fuenlabrada.
Mirando hacia atrás, Ramos reconoce que "el Marino era un equipo que tenía muy buena reputación pero cuando llegaron los malos momentos nos hundimos. Pero siempre tuvimos la idea de volver a poner al Marino donde se merece. Ahora que lo hemos conseguido ha sido posible gracias al trabajo y la aportación de mucha gente".
El presidente marinista sabe que el salto de categoría es grande, pero "a entusiasmo, ilusión y amor por unos colores no nos gana nadie", confiesa. La receta a aplicar esta nueva temporada es la misma que la que tan buenos resultados le ha dado en los últimos años. "Tenemos claro que económicamente no podemos competir con otros clubes, pero confiamos mucho en el cuadro técnico que dirige Willy Barroso y en una plantilla que ha dado muestras de su valía. Mucha gente me pregunta que cuál es el secreto del Marino y yo siempre digo que somos un equipo, una familia. Y esa unión es nuestra fuerza", afirma.
De hecho, José Ramos recuerda que tras la fiesta del ascenso fueron los jugadores que se quedaron fuera de la convocatoria los que primero empezaron a preparar los festejos, que concluyeron con un recorrido en tren por Los Cristianos y Playa de las Américas. "Ellos estaban más ilusionados y contentos que los que habían jugado. Nunca había visto una cosa así".
Pero el presidente ha tenido que tomar decisiones, algunas dolorosas. "El peor momento que he vivido como presidente fue hace unos días cuando llamé a Caco, Miguelo, Nabil y Aarón para decirles que no entraban en nuestros planes. He visto crecer a esos chicos desde pequeños y ellos entendieron que hay etapas que se cumplen en los equipos, pero pasé un mal rato", aseguró Ramos, quien tiene palabras de elogio para su familia. "Les he quitado mucho tiempo para dedicárselo al Marino, pero a mí me tocó la lotería con mi mujer y mis hijas", bromeó Ramos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente