07 de junio de 2012
07.06.2012
fútbol. cd tenerife

Una máquina de hacer goles

El juvenil Ayoze cierra un año de oro con 35 dianas en tres competiciones

07.06.2012 | 03:20
Ayoze, en el partido Tenerife-Atlético de la Copa juvenil.

Cada vez son más significativos los testimonios de quienes han visto jugar a Ayoze Pérez Gutiérrez (Santa Cruz, 1993), sin duda uno de los futbolistas con mayor proyección de la cantera del Tenerife. Protagonista de una meteórica trayectoria deportiva, el isleño acaba su temporada más brillante con 35 goles en la mochila, repartidos en tres competiciones. Sus registros anotadores, apabullantes, permiten la comparación con Ángel o Airam Cabrera, los delanteros más eficaces que han salido de la factoría de Geneto en los últimos años. Los compañeros de Ayoze, sin embargo, afirma que su calidad y sus condiciones alimentan la esperanza de que resulte todavía más importante que el lagunero del Elche o el portuense del Córdoba.
"Es nuestro futbolista más importante", afirma Fran Gil, quien ha compartido vestuario con el de San Andrés en el Tenerife juvenil. "Oíamos hablar de él y pensábamos que era un delantero más, pero nada que ver con el resto", añade. "Yo no lo conocía hasta este año", completa Gustavo, "pero no veas, es muy bueno". Dani, por su parte, recuerda que Ayoze se proclamó pichichi del conjunto juvenil sin haber jugado todos los partidos de la competición, pues a mitad de liga fue reclamado por el filial de Tercera. "Seguramente llegará lejos por sus méritos y ojalá lo consiga, por la persona que es y el ambiente que lo rodea", reitera Gil.
"Te viene a recibir, rompe a los rivales, mata a los porteros. Es muy completo". Sus números hablan por sí solos. Ha hecho 25 goles en 17 partidos con el juvenil, otros seis en Tercera durante el tiempo que pasó con el Tenerife B –primero a las órdenes de Quique Medina y luego con Sesé Rivero– y, además, sumó cinco dianas en cuatro partidos correspondientes a la Copa del Rey, en la que el juvenil blanquiazul apeó al Madrid. Buena parte del mérito radicó en el acierto del punta, a quien el Tenerife recientemente ataba en corto para alejar la posibilidad de su salida. No en vano, muchos clubes importantes le pretenden. El último en sumarse a la lista, el Atlético, quien ha preguntado por su situación después de verlo en acción en la Copa.
Marcar goles como churros no es nuevo para este joven delantero del 93, que ya alcanzó la veintena de tantos en su primer año como juvenil. Luego, cedido al San Andrés (como Ángel al San José, pues estos préstamos son práctica habitual en los filiales del Tenerife), hizo otros 25. Lo repescó entonces el equipo blanquiazul con el ánimo de que ofreciera su mejor versión. Y ya hasta entrena con el primer equipo. "Es muy rápido, a veces nos deja sentados", bromea Pablo Sicilia, capitán de los mayores. En el callejón del Combate lo tienen claro: no pasará de este año su definitiva incorporación al equipo grande. El talento lo sobra. El gol lo lleva en a sangre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente