31 de mayo de 2012
31.05.2012
fútbol. cd tenerife

Un estadio con trampa

Aarón y Raúl Barcos, tinerfeños que han jugado en La Línea, avisan del irregular estado del césped y del ambiente hostil que espera al Tenerife

31.05.2012 | 04:00
Raúl Barcos y Aarón Darias, sobre un campo de Segunda División B.

Quienes han jugado alguna vez en el Municipal de La Línea saben bien de las dificultades que entraña la superficie, el ambiente y la transformación que experimenta la Balona cuando juega ante su público. Los tinerfeños Aarón Darias y Raúl Barcos, esta última temporada en el Lorca, saben de sobra que el feudo del próximo rival del Tenerife es un campo lleno de minas. "Ojo porque hablamos de un contrincante complicado, muy del grupo IV, rocoso y con buenas individualidades arriba", explica Barcos. "Mantiene el bloque del año pasado, que subió de Tercera, y han completado una muy buena fase regular", añade.
Darias, mientras, califica como "una bombonera" el campo gaditano que visitará el Tenerife este domingo. Asimismo, advierte de la velocidad que tienen los jugadores locales, hasta el punto de que la considera "una de las principales virtudes" del cuadro de Rafael Escobar. Raúl añade que la Balompédica "sabe bien a lo que juega y sus futbolistas, como se conocen bien, están especialmente compenetrados". "No solo es la gente, sino que el equipo está muy bien trabajado", advierte Aarón. En cualquier caso, ambos extinerfeñistas creen que el representativo tendrá sus opciones y que se ha visto favorecido por el resultado del sorteo.
"Hubiera sido peor si la vuelta fuese en La Línea", coinciden. "Con el factor campo a favor, espero que el Tenerife pase", afirma Barcos. Su testimonio, igual que el de Aarón, es muy valioso porque los dos han sufrido en sus carnes el entorno hostil del Municipal. "Tienen un estadio al que suele ir mucha gentey se han acercado a los 10.000 espectadores en varias ocasiones durante la liga regular", apunta. "La afición linense es muy pasional", subraya.
Luego, y a la hora de resolver algunas dudas que puedan tener en el Tenerife respecto al escenario que se encontrarán este fin de semana, puntualiza Barcos que "la grada del estadio está separada del campo por pistas de atletismo". "No hay pie a la encerrona de la que se puede hablar en otros campos de la categoría, pero la gente aprieta mucho. Eso sí, no es un campo pequeño", añade.
Los dos jugadores canarios, que han vivido un año difícil en el Lorca €descendido a Tercera División después de una amarga promoción, perdida ante el Palencia€, aconsejan prestar atención al estado del verde de La Línea. "Está algo peor que el del Lucena, por poner un ejemplo", dice Darias, que establece una comparativa con otro de los adversarios que podían tocarle al Tenerife en el bombo. "La pelota no corre bien y es difícil adaptarse; no hablamos de un césped de última generacicón", completa Raúl Barcos. Dicho todo lo cual, tanto el mediocentro como el interior tienen muy claro que en el equipo de Quique Medina hay calidad para tumbar a la Balona. "Claro que sí, los jugadores del Tenerife tienen el nivel suficiente para conseguirlo", indica el de Puerto de la Cruz.
Para acabar, un apunte. Al próximo escollo del representativo no le gusta que le llamen Linense. "Es la Balona".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine