13 de mayo de 2012
13.05.2012
Fútbol. CD Tenerife

Fallece el mítico Justo Gilberto

El tinerfeño defendió como jugador la camiseta blanquiazul y la de Las Palmas en Primera

13.05.2012 | 03:49
Justo Gilberto, en el Heliodoro Rodríguez López.

El fútbol tinerfeño sufrió ayer una gran pérdida con el fallecimiento de Justo Gilberto González Expósito (4-10-1942, Santa Cruz de Tenerife). Su leyenda permanecerá viva en la historia de los dos clubes representativos de Canarias, puesto que pertenece al grupo selecto de futbolistas que militaron en el CD Tenerife y en la UD Las Palmas. La coincidencia en el club amarillo con otro tinerfeño de su mismo nombre lo convirtió futbolísticamente en Gilberto II.
Tras dar sus primeras patadas al balón en el San Juan Bautista, Weyler, Atlético Tinerfeño y Realejos, se incorporó al CD Tenerife, equipo con el que debutaría en Primera División con 20 años. Maduró como futbolista en Segunda, categoría en la que logró sus mejores marcas como goleador, sobre todo en la temporada 66/67, con 13 tantos, antes de su fichaje por la Unión Deportiva. Dos años más tarde saboreó las mieles del subcampeonato de Liga, dentro de un equipo de ensueño (Tonono, Guedes, Germán, Martín...) entrenado por Luis Molowny. A comienzos de los setenta debutó en Europa, donde alcanzó los octavos de final de la Uefa. Fue convocado tres veces por la selección española, aunque no llegó a debutar.
Su regreso a Tenerife, con 32 años, todavía le permitió la disputa de 99 partidos, en tres campañas, con la camiseta blanquiazul. En una de ellas (75/76) formó parte del equipo que eliminó al Real Madrid en la Copa. En total, jugó nueve años en el CD Tenerife. Dotado de una notable potencia física, Gilberto se desenvolvía en cualquier posición del centro del campo. Incluso fue alineado a lo largo de su carrera como delantero centro. Gilberto representa también lo que en el argot futbolístico se ha bautizado como un hombre de la casa. Vinculado siempre al fútbol base del Tenerife, bien como responsable de algún filial o bien como ojeador, desempeñó en varias ocasiones la labor de técnico interino, como hizo en un partido de la temporada 83/84.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine