08 de mayo de 2012
08.05.2012
fútbol. cd tenerife

Un talismán llamado Kitoko

El Tenerife ha ganado los últimos seis partidos en los que ha participado el congoleño

08.05.2012 | 11:01
Ritchie Kitoko, durante el último Tenerife-Albacete.
Mucho más sobre el CD Tenerife en

Al margen del impulso que Quique Medina le ha dado al Tenerife desde su llegada al banquillo, el resurgir de los blanquiazules ha coincidido también con la recuperación de Ritchie Kitoko. El centrocampista congoleño se perdió por lesión diez partidos de la segunda vuelta como consecuencia de una rotura muscular del aductor y arrancamiento parcial del músculo en la inserción con la pelvis. Curiosamente, en su primer partido tras restablecerse de su lesión, el conjunto chicharrero sumó su primer triunfo después de tres jornadas sin conseguirlo.

Se da la circunstancia de que las últimas seis veces en las que el Tenerife ha podido disponer de él sobre el terreno de juego, éste ha logrado imponerse a su rival de turno. Kitoko se lesionó tras el encuentro en el que el Getafe B visitó el Heliodoro Rodríguez López. En ese duelo, el cuadro que por ese entonces dirigía Andrés García Tébar venció por un gol a cero. Pero es que en los tres anteriores enfrentamientos la escuadra insular también había salido victorioso –ante Coruxo, Albacete y Conquense–. Luego, el futbolista con pasaporte belga permaneció en el dique seco durante una decena de partidos, para reaparecer en la goleada (3-0) frente al Oviedo hace dos domingos. Y también contribuyó sobre el césped en el último éxito cosechado por su equipo en Miramar ante el Marino de Luanco.
Kitoko ha disputado un total de 21 encuentros en liga con el Tenerife, de los cuales solo en dos de ellos no ha sido titular. Por lo tanto el conjunto isleño ha tenido que prescindir de él en 16 citas hasta la fecha. Sin su concurso, la formación chicharrera ha dejado por el camino un total de 25 puntos, más de la mitad de los que se han jugado sin él. Mientras que con Kitoko en el campo el Tenerife ha obtenido 41 puntos y solo ha dejado escapar 16.

Si se atiende a estas estadísticas, es lógico considerar al exjugador del Granada y Albacete como un talismán, pero igual de injusto es pensar que el equipo mejora por su simple presencia en su once. El juego del equipo mejora con él y eso es un hecho constatable, por ejemplo, si se tiene en cuenta que ha sido partícipe de las mejores actuaciones de su equipo. Y es que siempre fue testigo directo de las mayores goleadas, ante el Montañeros (3-0), Alcalá (0-4), Oviedo (3-0) y Marino de Luanco (0-3).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine