07 de mayo de 2012
07.05.2012
Ciclismo. Giro de Italia

Matt Goos vence en Horsens

El velocista australiano se impuso a Haedo en un accidentado sprint en el que Cavendish se fue al suelo

07.05.2012 | 18:37
Goos se ha impuesto en la tercera etapa, Horsens-Horsens, de 190 km.

El australiano Matthew Goss batió al argentino Juan José Haedo en el accidentado esprint de la tercera etapa del Giro, en el que el favorito, el británico Mark Cavendish, sufrió una caída a pocos metros de la meta.

El campeón mundial Mark Cavendish (SKY), vencedor de la segunda etapa, se lanzó desde la décima posición, pero se le cruzó el italiano Roberto Ferrari y ambos se fueron al suelo en un accidente que también derribó al propio líder, el estadounidense Taylor Phinney, quien entró en meta en ambulancia, aunque más tarde subió al podio a enfundarse la camiseta rosa.

El ciclista del BMC terminó con diversas heridas en una pierna y un corte en un tobillo, por lo que fue trasladado a un hospital para ser examinado. Sus lesiones, en principio y a falta de las pruebas pertinentes, no parecían graves.

La etapa, con salida y llegada en la localidad danesa de Horsens, de 190 kilómetros, tuvo un final accidentado para unos y victorioso para otros, sobre todo para Matthew Goss, de 25 años, ganador de la Milán Sanremo 2011, quien invirtió en el trayecto un tiempo de 4h.20:52.

Juan José Haedo y el estadounidense Tyler Farrar (Garmin) ocuparon la segunda y tercera plazas al final de la jornada, que se disputó en un circuito urbano al que los corredores dieron tres vueltas, y que servía como punto final al periplo danés, ya que la carrera vuela hacia Italia, concretamente a Verona, donde el miércoles se disputará una contrarreloj por equipos.

La etapa se animó con la escapada que formaron en el kilómetro 12 6 corredores, entre ellos el español Miguel Mínguez (Euskaltel) y Ramunas Navardauskas (Garmin), Reto Hollenstein (NetApp), Alfredo Balloni (Farnese), Martijn Keizer (Vacansoleil) y Mads Christensen (Saxo Bank), aventura que murió a 25 kilómetros de meta.

Neutralizada la fuga lo intentó por segundo día consecutivo el danés Lars Bak, que pretendía lucirse cerca de casa, pero el Sky de Mark Cavendish no se lo consintió.

Con la etapa sentenciada al esprint llegó el accidente que descartó al gran favorito, Mark Cavendish, quien entró en meta con la bicicleta al hombro y sin lesiones de consideración. Peor parte se llevó Phinney, en observación después de la etapa. La jornada de descanso podría venirle muy bien al primer líder del Giro.

El pelotón guardó un minuto de silencio en la plaza de Horsens, punto de partida de la jornada, en memoria del ciclista belga Wouter Weylandt, de cuya muerte, cuando disputaba la ronda italiana, se cumplía un año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine