04 de mayo de 2012
04.05.2012
40 Años
40 Años
CICLISMO. Previa

Los italianos quieren su Giro

Basso, Scarponi y 'Purito' Rodríguez parten como grandes favoritos en la ronda que comienza este sábado

04.05.2012 | 19:25
Ciclistas en la localidad de Herning, donde arrancará el Giro.

La 95 edición del Giro de Italia se lanza este sábado en Dinamarca sin un claro favorito y varios candidatos al triunfo en Milán en próximo 27, entre los que se encuentra el español Joaquim "Purito" Rodríguez, que luchará por mejorar el cuarto puesto de la pasada temporada en un recorrido que presenta una última semana muy exigente de alta montaña.

La carrera rosa parte de Herning y rodará tres etapas por tierras danesas antes de volar a Verona, donde con una cronometrada por equipos estrenará su territorio natural. Ante las ausencias de Alberto Contador, que cumple sanción, y del italiano Vincenzo Nibali, que prepara el Tour, el foco se desplaza principalmente hacia Michele Scarponi e Ivan Basso, que se juegan en casa el principal objetivo de la temporada.

Scarponi, que acaba de recibir la maglia rosa del Giro 2011 de manos del nuevo director de la carrera, Michele Acquarone, portará el dorsal número uno, dispuesto a ganar esta vez la carrera "en la carretera", sin depender de la descalificación por dopaje de otro corredor, como ha ocurrido con Contador. Tendrá como escudero de lujo en el Lampre a Damiano Cunego, un ganador del Giro (2004) y con buena trayectoria en la temporada: segundo en el Trentino y cuarto en el País Vasco.

El mismo objetivo tendrá otro italiano, Ivan Basso, con dos títulos en su palmarés (2006 y 2010), convencido de poder reverdecer laureles. A falta de Nibali, todo el Liquigas correrá al servicio del ciclista varesino.

En el Giro los italianos suelen llevar la voz cantante, pero un recorrido con una última semana que incluye cinco jornadas de montaña y la contrarreloj final en Milán de 31 kilómetros, ofrece una lista de candidatos entre los que "Purito" Rodríguez dispondrá de una gran oportunidad para estrenarse en una prueba grande.

Ganador de la Flecha Valona, Purito se muestra convencido de poder luchar por el podio, "por qué no ganar", y de conseguir triunfos de etapa. Será el encargado de llevar los galones del Katusha y contará con corredores de su confianza, entre ellos Dani Moreno. Seis finales en alto y "solo" 40 kilómetros de lucha individual contra el reloj animan las opciones del ciclista catalán, cuarto en 2011.

Purito será la principal referencia española, pero no la única, ya que el Euskaltel Euskadi presenta como jefe de filas a Mikel Nieve, décimo hace un año y ganador de la épica etapa de Gardeccia. Además, Beñat Intxausti ha despertado la ilusión en el Movistar tras su triunfo en la Vuelta a Asturias, un aviso de un corredor que aporta expectativas que debe concretar en pruebas grandes como el Giro.

La lista de candidatos la completan el checo Roman Kreuziger, otro corredor que debe dar el salto de calidad. Quinto en 2011 lo intentará, a sus 26 años, al mando del Astana. En el Radioshack la confianza recae en Frank Schleck, pero su rendimiento es una incógnita tras los escasos resultados en pruebas precedentes, mientras que en el Ag2r se espera que el francés John Gadret vuelva, al menos, al tercer lugar del podio.

La lista de inscritos aporta expectativas de espectáculo al esprint, pues acude Mark Cavendish (Sky), que lucirá el maillot arco iris de campeón mundial. Su escuadra ha señalado la contrarreloj por equipos de Verona, e individualmente el ciclista de la Isla de Man perseguirá el mayor número posible de etapas.

Faltarán rivales como el alemán André Greipel, pero Cavendish se verá las caras como otros velocistas como el estadounidense Tyler Farrar (Garmin), el australiano Matthew Goss (GreenEdge) y los italianos Francesco Chicchi (Omega), Filippo Pozzato (Farnese) y Giovanni Visconti (Movistar). Los españoles Fran Ventoso (Movistar) y Angel Vicioso (Katusha) ganaron el año pasado y se meterán en las llegadas en busca de oro.

El recorrido del Giro 2012 se suaviza en relación al anterior, pero la dureza sigue siendo su seña de identidad. La última semana garantiza la emoción con las grandes jornadas en Los Dolomitas. La 17a con el Passo Giau, la 19ª, con la meta en Alpe di Pampeago, y la jornada reina, la 20ª, con el Mortirolo y final en el mítico Stelvio decidirán la carrera. En caso de dudas, la crono de Milán hará de juez definitivo.

El Giro consta de 21 etapas y dos jornadas de descanso. Ofrece dos etapas contrarreloj individual, la primera y la última, una por escuadras, siete llanas, seis de media montaña y cinco catalogadas de alta montaña. En total habrá 6 metas en alto: 7ª etapa (Rocca di Cambio), 10ª (Assisi), 14ª (Cervinia), 15ª (Lecho-Pian dei Resinelli), 19ª (Alpe di Pampeago-Val di Fiemme) y 20ª (Passo dello Stelvio).

Una cronometrada de 8,7 kilómetros en Herning (Dinamarca) elegirá la primera maglia rosa. El país nórdico acoge las tres primeras jornadas. El objetivo, "captar aficionados", dice el nuevo director del Giro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine