01 de mayo de 2012
01.05.2012
Fútbol. Primera División (2-3)

El Villarreal deja al Sporting al borde del infierno

Los de Lotina pusieron más empeño que los asturianos y prácticamente tienen asegurada la salvación

02.05.2012 | 00:19
Senna celebra la consecución del segundo gol de su equipo ante el Sporting de Gijón.

El Villarreal ha conseguido dar un paso de gigante en su objetivo de lograr la salvación en la Liga BBVA tras imponerse (2-3), con oficio, a un Sporting moribundo que huele a Segunda, descenso que podría consumar este miércoles si el Rayo Vallecano al menos puntúa ante el Mallorca.

Los de Miguel Ángel Lotina pusieron mucha más carne en el asador, pero sobre todo, decidieron con la calidad de jugadores como Hernán Pérez, vital en el tramo final de la temporada. Los castellonenses, que mejoraron con la presencia del experimentado Marchena, aprovecharon la ocasión para salvar los muebles en este infausto año.

La temporada, marcada por las lesiones y la nefasta campaña en 'Champions', ha dejado tres técnicos en el banquillo amarillo que parece haber encontrado la tecla con Lotina. En El Molinón pronto se adelantaron en el marcador y vieron saciada su hambre.

Mario Gaspar, a los 19 minutos, marcó el primero de los villarrealenses tras una gran jugada de Bruno. Juan Pablo detuvo en un primer momento, pero no aguantó la segunda embestida visitante. Esto no fue una losa demasiado pesada para los de Clemente, que remontaron el vuelo poco antes del descanso.

Lora, desde muy lejos, golpeó seco a la cepa del poste y colocó el 1-1 que parecía avivar los ánimos para la segunda mitad. No obstante, el Villarreal encontró petróleo a dos minutos del descanso. Gregory cometió un absurdo penalti sobre Marco Ruben y Marcos Senna no desperdició la ocasión.

En los segundos 45 minutos el Sporting estaba en la obligación de proponer, pero Clemente está hecho de otra pasta y mantuvo cinco jugadores de carácter defensivo --casi-- hasta el final del partido. El Sporting se estaba consumiendo y su técnico decidió quitar a De las Cuevas.

Perdió profundidad el cuadro gijonés que terminó por recibir la puntilla a media hora del final. Hernán Pérez chutó con la zurda desde fuera del área y colocó el 1-3 que desubicaba a los asturianos. Los rojiblancos tuvieron mucho tiempo para levantar el desaguisado, pero no hubo lugar.

Sólo dio tiempo a que Gálvez, con la inestimable colaboración de Zapata, añadiese algo de tensión con el 2-3. En ese momento, el partido se enfrascó en polémicas --expulsiones de Clemente y César Sánchez-- y terminó con siete minutos de añadido y poco fútbol. De esta forma se alcanzó el final. Ahora ya no hay vuelta atrás y sólo un milagro con mayúsculas puede salvar al Sporting.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine