22 de julio de 2010
22.07.2010
40 Años
40 Años
fútbol / cd tenerife

El técnico 'abre' la mano

Arconada suspende el entrenamiento y hará una jornada de convivencia

21.07.2010 | 04:00

El CD Tenerife completó este martes su segundo día de entrenamientos en Barlovento. Tras cuatro sesiones muy intensas, Gonzalo Arconada ha decidido levantar el pie del acelerador y suspender el entrenamiento programado para la mañana del miércoles. El tercer día de concentración en tierras palmeras estará dedicado a una jornada de convivencia. Por la mañana se llevará a cabo una caminata por los momentos del norte de la Isla Bonita, de unas tres horas de duración, acabando en un almuerzo campestre en el parque recreativo de La Laguna.

"La idea es cambiar la rutina. Para buscar el sentimiento de equipo hay que hacer cosas diferentes. Será una convivencia", explicó este martes en rueda de prensa Gonzalo Arconada. La tarde del miércoles los jugadores podrán descansar. En cuanto a lo acontecido en la jornada del martes, significar que por la mañana se llevó a cabo el tercer entrenamiento de la semana. A las 10:00 horas saltaban al verde del Municipal los futbolistas tinerfeñistas, que trabajaron casi hasta el mediodía.

Se insistió en las acciones defensivas, sobre todo los despejes de los balones colgados al área. Mientras, los atacantes se esforzaron en perfeccionar los movimientos ofensivos con finalizaciones. Los poteros tuvieron de nuevo trabajo específico. Mientras, Luis García ya tocó balón, pero a menor ritmo que el resto. Trabajo con Guillermo Rodríguez, preparador de porteros. Ricardo estuvo ausente de la sesión por motivos personales. Omar se retiró medida la práctica tras sufrir un golpe en el muslo.

Por la tarde, Ricardo León se sumó al grupo, en tanto que Omar se ejercitó al margen de forma suave. Mientras, Dani Kome no completó el entrenamiento debido a una sobrecarga. Por su parte, Luis García hizo para de la sesión con los otros metas, reservándose al final para no forzar. Los jugadores de campo empezaron el entrenamiento vespertino perfeccionando los movimientos con balón. Más tarde se desarrolló un partido de fútbol en espacio reducido, buscando los espacios y potenciando la precisión en el pase. En esta parte final del entrenamiento el cuerpo técnico insistió en la movilidad durante el juego.

La sesión acabaría minutos antes de las ocho de la noche, aunque Ricardo León permanecería aún unos minutos más sobre la cancha, intentando recuperar el tiempo perdido tras su viaje relámpago a Tenerife para resolver asuntos personales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine