19 de julio de 2010
19.07.2010
Fútbol / CD Tenerife

Un Tenerife con sangre de drago

Los icodenses Roberto, Rosquete, Iriome, Jesús y Alexis coinciden en el equipo de Arconada

19.07.2010 | 13:36
Roberto, Rubén Rosquete, Iriome, Jesús y Alexis, ayer delante del drago milenario de Icod de los Vinos.

Difícilmente se podrá encontrar parangón al hecho de que cinco jugadores de un mismo municipio cuenten en la primera plantilla de un club con la solera, palmarés y prestigio del CD Tenerife. Iriome, Rubén Rosquete, Alexis de Paz, Jesús y Roberto se han convertido en los embajadores del fútbol de Icod de los Vinos en el conjunto blanquiazul. La coincidencia de este quinteto de aspirantes a estrella en el equipo que esta temporada dirigirá Gonzalo Arconada no es casual. Obedece a la fuente de talentos que existe en el norte de la Isla, y en este caso concreto, al trabajo concienzudo y constante que se lleva a cabo en la base de la UD Icodense desde hace varias décadas.
José Manuel Delgado Tosco fue el primer futbolista nacido en Icod de los Vinos que disfrutó del privilegio de jugar en la máxima categoría del fútbol español con la camiseta del CD Tenerife. Su debut en Primera División se produjo en el estadio Heliodoro Rodríguez López un 25 de marzo de 1962, día en el que la Real Sociedad visitaba la Isla. Casi dos décadas antes que él, Francisco Martín Arencibia, nacido en Cuba pero desde muy pequeño residente en la Ciudad del Drago, también se codearía con los mejores jugadores del país, aunque enrolado en las filas del Atlético de Madrid; e incluso alcanzó la internacionalidad con España. Tosco y Arencibia constituyen el legado más valioso del fútbol icodense. Pioneros en la transmisión del fútbol particular de un municipio norteño que ha seguido dando sus frutos.

Ya en la era moderna, Ángel Luis Castro, natural de Buenavista del Norte pero formado en las categorías inferiores del Icodense, ha supuesto un claro referente para las hornadas de futbolistas más recientes. Su palmarés, en el que figuran tres ascensos a Primera, categoría en la que se estrenó con Osasuna, ya lo quisieran muchos para sí. Tras él, el futbolista icodense que más renombre ha adquirido ha sido Iriome. El deportista cedido esta última temporada por la entidad chicharrera al Huesca llegó a acaparar toda la atención mediática del momento tras un derbi entre el Tenerife y la UD Las Palmas, encuentro disputado en marzo del 2007 en el que anotó dos de los tres goles que supusieron la victoria de los suyos (3-1).

Ahora comienza una nueva etapa como blanquiazul con la ilusión de "trabajar al máximo para intentar conseguir un hueco en la formación titular del Tenerife", su equipo del alma. Lo mismo le ocurre a Rubén Rosquete. El delantero norteño estrena contrato profesional en una campaña que pretende que sea la de su consagración. "Tengo muchas ganas de demostrar al entrenador que soy válido para esta plantilla", asegura. El caso de Alexis de Paz, Jesús y Roberto es bien distinto. En principio, los tres deberán regresar al Tenerife B una vez concluya la pretemporada del primer equipo, eso sí, a menos que deslumbren durante este período estival a Gonzalo Arconada.

Alexis ya conoce las sensaciones que se obtienen en pruebas de este tipo, no en vano ya se entrenó, e incluso participó en algún que otro amistoso, a las órdenes de José Luis Oltra la pasada temporada. Menos experiencia en estas lides atesoran Jesús y Roberto. No es de extrañar, por tanto, que estos dos jóvenes valores de la cantera blanquiazul pidan consejo a los más veteranos, sobre todo en relación con el comportamiento que deben adoptar en concentraciones como la que comenzaron ayer en La Palma.

De momento, esperan que esa puerta abierta hacia su sueño no se cierre cuando concluya este período de preparación del primer equipo del Tenerife para las competiciones oficiales. O por lo menos que en el caso de que deban regresar al filial, el técnico de los mayores se haya quedado con un concepto óptimo de ellos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine