18 de julio de 2010
18.07.2010
40 Años
ÚLTIMA HORA
El Supremo rechaza la entrega de Puigdemont solo por malversación
40 Años
fútbol / primera división

Jeffren sube a lo más alto

El jugador tinerfeño prepara en el Teide su asalto a una temporada que puede resultar crucial para sus aspiraciones y éxitos en el mejor Barça de la historia

15.07.2010 | 04:00
Los hermanos Suárez y otros compañeros antes de comenzar la subida al Teide

Elegido como escenario de sus entrenamientos por algunos de los atletas y ciclistas más insignes del globo, el Teide es un enclave inmejorable para ponerse a punto, examinarse uno a sí mismo y percibir sensaciones que resultan inalcanzables en otras latitudes. Y hasta los 3.718 metros también se ha ido estos días Jeffren Suárez Bermúdez (Ciudad Bolívar, 1988), futbolista de la primera plantilla del FC Barcelona que enfila sus últimas horas en Tenerife antes de volver a la Ciudad Condal. Impresionado por las bondades del pico más alto de España, acaba sus vacaciones en forma.

"Ya llevo dos o tres semanas entrenándome", afirma el portentoso futbolista, nacido en Venezuela pero criado en Canarias... y luego en Cataluña. "Ésta va a ser mi séptima temporada allá", cuenta, y da la impresión de que el tiempo pase volando. Como él, que ha saltado de un equipo a otro superior hasta arribar al más grande de todos. "Es un privilegio trabajar con los mejores del mundo", explica Jeffren, con 22 años cumplidos en enero y casi media vida vistiendo de azulgrana. "Cuando voy a jugar, soy el hombre más feliz del mundo", cuenta.

Con vocación protagonista, explica el barcelonista que éste puede ser un año crucial para él. Después del curso pasado, donde relució su fútbol especialmente en el Mundial de Clubes, llega una temporada donde su cuota de minutos debe ir a más. "Ése es el objetivo: seguir progresando e incrementar el número de partidos jugados", apunta sin temor a la competencia. "Es un incentivo más", apunta, tras mencionar como un factor positivo para la entidad y para sus futbolistas el fichaje de David Villa. «Estará más complicado jugar, pero eso querrá decir también que el nivel de competencia sube y, por consiguiente, también la calidad del grupo", expone.

"Ya el año pasado tuve más minutos de los que me esperaba; ojalá pueda repetir la misma frase el verano que viene", dice Jeffren, que interpreta que en demarcaciones como la suya, jugar está carísimo. "Normalmente en los puestos ofensivos están los mejores, lo cual no quiere decir que no haya también un talento enorme en el resto de posiciones", añade, "con muchísimas ganas de empezar ya". Y quiere hacerlo con sus colores, el azul y el grana. No atiende ni a especulaciones ni a rumores variopintos sobre cuál pueda ser su destino próximo. "Por ahora no he hablado con el míster ni he oído que me quieran ceder. Por mi cabeza, no pasa esa posibilidad", esgrime, consciente de que su talento alcanza para hacerse con un hueco. "Ya otras veces hubo muchos equipos que tocaron a la puerta y nada se llegó a concretar. En realidad, nunca quise irme", explica.

Razones le sobran para querer quedarse. Sin ir más lejos, los ejemplos superlativos de perseverancia y recompensa que encarnan otros futbolistas de su perfil, también formados en La Masía. "Es una gozada estar en el Barcelona", indica el isleño, cuyo referente principal es Andrés Iniesta, de ahora en adelante el histórico autor del gol que dio a España su primer Mundial. Cuando lo metió, me sentí muy orgulloso y feliz por él", cuenta Jeffren, que ha hecho buenas migas con muchos compañeros pero especialmente con Alves. "Es la demostración de que allí estamos rodeados de personas normales y corrientes, buena gente", resume.

Dicho esto, retoma el discurso de la ilusión y vaticina una temporada "que puede ser preciosa, empezando por la Supercopa de España, primer título a la vuelta de la esquina; y acabando por lo que pase en junio". "El Barcelona disputa muchos más partidos que otros, así que sus temporadas son de lo más exigentes", continúa. "Es normal que el míster quiera disponer de muchos efectivos, porque lo que espera es duro y largo". ¿Como la subida al Teide? "Si ya notas la altitud y la falta de oxígeno si vas caminando, imagínate corriendo. Fuimos desde Montaña Blanca al refugio, y salimos a las cinco de la mañana al pico", relata. "Si este año me salen las cosas bien, prometo repetir".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine