13 de marzo de 2019
13.03.2019
Adiós a un grande de la escultura

Último adiós al poeta del hierro

Decenas de familiares, amigos, artistas y colaboradores de Martín Chirino despiden en Madrid al gran escultor canario

13.03.2019 | 01:01

Marzo eligió un día soleado y primaveral para despedir a Martín Chirino. Cerca de la sierra norte madrileña, en una mañana luminosa y limpia, con una tímida nieve en las cumbres, el cuerpo del gran escultor grancanario reposaba en la sala 17 del Tanatorio de La Paz de Alcobendas recibiendo el último adiós de decenas de familiares, amigos, artistas y colaboradores. En un ambiente de recogimiento y serenidad, sin falsas pesadumbres porque habría sido casi un insulto para él por la vitalidad y alegría con las que siempre se mostró a los demás, el velatorio se convirtió en el primer homenaje a su memoria. Un reconocimiento no sólo de la genialidad y sensibilidad artística con la que se expresó a lo largo de toda su vida, sino también de la calidad humana de la persona, y de su valía como gestor cultural durante diferentes etapas de su trayectoria.

"Mi padre me ha dado una lección de vida impresionante, hasta el último momento. Era un maestro, un superdotado. Me ha enseñado a soñar y a seguir luchando hasta el final, como hizo él incluso en los últimos momentos de su vida, ya muy enfermo y agotado", afirmaba su hija, Marta Chirino, serena, atenta, saludando y recibiendo las condolencias y muestras de cariño de tantas personas que quisieron despedirse del considerado uno de los grandes escultores españoles de todos los tiempos y quizá, junto con César Manrique, el artista canario más universal. La capilla ardiente de Chirino fue eso, un continuo recuerdo de lo que él dio a todos los que llegaron a conocerle, y un homenaje a su obra, a su figura, reconocidas ambas internacionalmente desde hace décadas, y a su forma de estar en el mundo y relacionarse con los demás.

"Ha estado consciente en todo momento hasta el último suspiro y mantenía su optimismo de siempre. Decía que se iba a curar. En los instantes finales nos pedía que le abanicáramos, que se le faltaba aire. No ha sufrido, simplemente, dejó de respirar", comentaba Marta Chirino, que agradecía a todo el mundo, y en especial a los medios de comunicación, el "cariñoso tratamiento dado a mi padre y el recuerdo que todo esto me está dejando". El cuerpo de Martín Chirino, fallecido en un hospital de Madrid el martes pasado a la edad de 94 años tras una larga enfermedad, será incinerado hoy en el mismo tanatorio donde se instaló la capilla ardiente, y sus cenizas serán trasladadas más adelante al cementerio de Vegueta de Las Palmas de Gran Canaria, su ciudad natal y punto neurálgico de su inspiración artística y de donde parte su mundo de fabulación y esa narrativa que más tarde incorporaría a sus creaciones, convirtiéndose en el gran fabulador y poeta del hierro. Su vitalidad le alcanzó incluso para, prácticamente, poner punto y final a su vida entusiasmado con distintos proyectos en marcha, según señalaba ayer su hija Marta y su secretario y colaborador desde hace años y actual director de la Fundación Arte y Pensamiento Martín Chirino, Jesús María Castaño.

Biografía

"Hace sólo una semana tuvimos la última reunión sobre el libro de memorias que llevaba trabajando desde hace cuatro años y que se editará próximamente (La memoria esculpida. Conversaciones con Antonio Puentes). Ha dominado su obra y su vida hasta don de pudo, dándonos una lección de vitalidad y cumpliendo con su máxima de que sin pasión no hay vida", comenta Castaño antes de recordar también que en su últimos cumpleaños, el 1 de marzo, Chirino convocó a sus más allegados en una especie de despedida en su casa de Morata de Tajuña y terminó su última pieza, un homenaje a la música con una escultura de un violonchelo de hierro, en cuya forja él mismo había estado trabajando. También se ocupaba a distancia de un bronce para la Fundación que lleva su nombre que se está fundiendo en Rumanía en el taller de su colaborador de esa nacionalidad Daniel Pop. "Era el escultor de la espiral, sacó a tercera dimensión un símbolo canario que encontró y era su ADN", comenta Castaño.

Junto a las decenas de personas que se pasaron ayer por el velatorio, la familia Chirino ha recibo condolencias de numerosas personalidades y entidades. La Casa Real mandó un telegrama de pésame, así como el Gobierno de Canarias, el Cabildo de Gran Canaria y el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, entre otras instituciones. El ministro de Cultura, José Guirao, visitó la capilla ardiente y acompañó durante más de media hora a los familiares y amigos. Además de recordar que fue "un gran amigo" al que conocía "desde hace mas 30 años", y destacar su genialidad como escultor contemporáneo y fundador del grupo El Paso, quiso enfatizar su papel como gestor cultural durante sus años como director del Círculo de Bellas Artes de Madrid en los años 80, e impulsor y primer director del Centro Atlántico de Arte Moderno de la capital grancanaria. "Fue in gran director y en este momento en que se hace recuento de su vida, es una faceta que conviene reivindicar", resaltó el ministro

Precisamente del mundo de la gestión cultural fueron muchos los personajes que quisieron dar ayer el último adiós a Chirino, como el actual presidente del Círculo de Bellas Artes madrileño, Juan Miguel Hernández de León, que le acompañó durante aquella etapa en la Junta Directiva con la que se reconvirtió la institución en una espacio cultural abierto y democrático y sensible a la nueva situación social y política, y a las nuevas tendencias del arte y de la programación cultural. "Es uno de los grandes escultores de la modernidad y siempre estará en la memoria de todos como artista y creador". Junto al director del Círculo, Juan Barja, Hernández de León comentaba ayer con la hija de Chirino la idea de hacer la presentación del libro de memorias en la sede del centro y convertir el evento en un homenaje a quien precisamente hizo en él su última gran exposición en un espacio de carácter público, en el otoño de 2013.

El consejero de Turismo, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, Isaac Castellano voló directamente desde las Islas a Madrid para tributar el adiós al escultor grancanario en nombre de todos los canarios. "Son días tristes pata nuestra cultura, porque nos deja uno de los artistas más representantivos e internacionales de nuestra tierra", señaló. "Supo hacerse universal partiendo de nuestra raíces con talento y creatividad, y universalizando un lenguaje que es icónico de todos los canarios. Su dimensión y talla lo hacen un representante único de nuestra tierra y nuestra cultura", afirmó el consejero. "La deuda y gratitud que le debemos es difícilmente salvable y lo que debemos hacer es poner todo el empeño en cuidar y difundir su obra", recalcó.

Última exposición

También quiso despedirse del creador canario Anna Barthe, directora de la galería Marlborough de Madrid, que justo hace un año se presentó una muestra antológica que se tituló Martín Chirino en su Finisterre y en la que reunía algunas de sus piezas más significativas y también obra nueva. El actual director del CAAM, Orlando Brito, señalaba que "se ha ido uno de los grandes escultores del siglo XX y de los grandes artistas canarios". "Creó un lenguaje muy propio desde la iconografía de nuestros ancestros canarios y fue un maestro del hierro, que transformó en las figuras de creación propia, los 'afrocán', los 'vientos', la espiral, las 'sabinas'", recuerda Brito, quien también señala que Chirino fue "una referencia también en los personal y humano, y un gran gestor cultural". Lalo Azcona, presidente de la Fundación Martín Chirino; Julieta de Haro, secretaria del artista canario durante su etapa de presidente del Circulo; o Rafael Monagas, pintor y ayudante durante tantos años, también se acercaron al Tanatorio de Alcobendas para la despedida al artista canario.

Alfonso de la Torre, crítico de arte y especialista en la primera etapa de la obra del escultor, habla de un "artista generoso que siempre volaba alto pero modestamente, no era sentenciosos y abrazaba las artes en su sentido más amplio, muy interesado en otras disciplinas, la literatura, el cine, los viajes, la cultura en toda su extensión".

Helena Pita, directora y guionista de TVE y autora del documental La forja de Martín Chirino, realizado en 2013, también quiso decirle el último adiós al artista y comunicó a la familia que el esa película se emitirá el próximo domingo en La 2 en el programa Imprescindibles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook