21 de febrero de 2018
21.02.2018

El Gobierno rinde tributo a Pino Ojeda en el Día de las Letras Canarias

Mañana se celebrará el acto institucional en Las Palmas de Gran Canaria

21.02.2018 | 00:01
El Gobierno rinde tributo a Pino Ojeda en el Día de las Letras Canarias

El Gobierno de Canarias rinde homenaje a la poeta y artista Pino Ojeda, protagonista de las Letras Canarias 2018, mañana, en la sede de Presidencia del Gobierno en Las Palmas de Gran Canaria.

Fernando Clavijo, presidente del Gobierno, encabeza la representación institucional en este acto, al que también asistirán el consejero de Turismo, Cultura y Deportes Isaac Castellano; el viceconsejero de Cultura y Deportes, Aurelio González; la directora de Promoción Cultural, Aurora Moreno, así como otros representantes institucionales, académicos, de entidades culturales y de la familia de la autora. Tras las intervenciones institucionales, serán protagonistas los alumnos de los institutos José Zerpa y el IES Poeta Tomás Morales, que llevarán a cabo lecturas de fragmentos de la fundadora de la revista Alisio, además de actuaciones musicales. En total serán más de 120 alumnos los que participarán en este acto, que cuenta con la cooperación de la Consejería.

El Gobierno de Canarias ha instituido desde 2006 la celebración del Día de las Letras Canarias, que se realiza cada 21 de febrero. La elección de este efeméride como fecha conmemorativa obedece a que ese mismo día del año 1813 tuvo lugar el fallecimiento de José de Viera y Clavijo, que constituye un claro exponente de las letras canarias. Cada año, además de la figura del polígrafo ilustrado, se le dedica un homenaje especial a un autor, cuyos méritos la comunidad canaria desea poner de relieve, fomentando el conocimiento de su vida y obra. A lo largo de 2018 se recordará y divulgará el legado de una de las escritoras y artistas plásticas de proyección internacional que con mayor fuerza reclaman ser rescatadas del olvido cruel e inexplicable al que ha sido sometida dentro de las fronteras de su propio país.

Dentro de las acciones a realizar se encuentra la publicación de una revista divulgativa, en la que se incluye una antología poética, con el título, Te busqué por los sueños, para su distribución en centros de enseñanza y otros colectivos que tiene como principal objetivo acercar la intensa y poliédrica vida y obra de Pino Ojeda a las nuevas generaciones, con varios artículos firmados por especialistas, fotografías y crono biografía. Asimismo, una exposición itinerante difundirá sus principales aportaciones a la literatura canaria, así como su perfil humano visitando las bibliotecas y otros espacios en todas las islas. Por otra parte, se está trabajando en la publicación de una antología poética, cuya edición correrá a cargo de Torremozas, la editorial más importante de España especializada en literatura escrita por mujeres, bajo la dirección de Blanca Hernández Quintana, profesora de Literatura de la Ulpgc.

Tarea pendiente

Pino Ojeda continúa siendo una desconocida para la mayor parte de los lectores de Canarias. Sus obras publicadas -muy pocas, en comparación con los numerosos inéditos que se conservan-, a pesar de haber obtenido premios de enorme notoriedad, no se encuentran en el circuito editorial: solamente se pueden conseguir en algunas bibliotecas y librerías de segunda mano. Y lo que es más grave, es una figura difusa y escasamente atendida dentro del campo académico -plástico y filológico- de las Islas, en trabajos especializados y de largo aliento. Por este motivo, es necesario un proceso de concienciación y divulgación de su figura, ahora más que nunca, en la tierra que la vio nacer.

Pino Ojeda Quevedo (El Palmar de Teror, 1916 - Las Palmas de Gran Canaria, 2002) comienza a escribir poesía a partir de la trágica muerte de su marido en 1939, acaecida en el frente de batalla de Extremadura, durante la Guerra Civil Española. Este hecho origina una literatura intimista que transita los temas de la soledad, el desamor, el inexorable paso del tiempo, la muerte y la esperanza. Su trayectoria literaria se inicia en 1940, en la revista tinerfeña Mensaje, donde da a conocer algunos de sus poemas.

Además, esta revista publica su primer libro, Niebla de sueño, en 1947. Sin embargo, es en 1952, año en el que logra el Primer Accésit del Premio Adonais con su poemario Como el fruto en el árbol (publicado en 1953), cuando empieza a ser reconocida a nivel nacional dentro del gremio de escritores, realizando lecturas y recitales en ciudades como Barcelona y Madrid, donde establece lazos de amistad con la pléyade de autores españoles de posguerra: Gerardo Diego, Juan Ramón Jiménez, Vicente Aleixandre o Carmen Conde, entre otros.

En 1956, Pino Ojeda recibe el Premio Tomás Morales por La piedra sobre la colina, un poema dividido en doce estancias publicado en 1964. En 1987 aparece El alba en la espalda; y en 1993, El salmo del rocío.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook