12 de agosto de 2013
12.08.2013
Óbito

Fallece el fotógrafo de la 'gauche divine', Oriol Maspons

El catalán, que inmortalizó el clima de la posguerra y el despegue económico español, ha muerto a los 84 años

12.08.2013 | 16:59
Oriol Maspons

El fotógrafo Oriol Maspons, integrante del grupo de renovación estética e intelectual de la "gauche divine" barcelonesa y testigo, con su cámara, de la atmósfera de los años cincuenta, ha fallecido hoy en Barcelona a los 84 años de edad, según han informado a Efe fuentes de su familia.

El fotógrafo que retrató el ambiente de la posguerra y el despegue económico de España recibirá sepultura el miércoles en la Ametlla del Vallés (Barcelona), donde está enterrada su familia.

Maspons permanecía ingresado desde hace varios días en la Clínica Platón de Barcelona, en donde ya se había comunicado a sus familiares que su situación era irreversible al agravarse diversas dolencias que sufría.

Àlex Maspons, hijo del fotógrafo, ha declarado a Efe que "el hombre se va, su obra queda" y ha informado de que se realizará un acto en septiembre para recordar a su padre.

El Museo Nacional de Arte de Cataluña ha anunciado hoy una retrospectiva sobre la obra del fotógrafo, seguramente en 2015, exposición que forma parte de un proyecto que se ha estado negociando en los últimos meses, algunas veces con la presencia del propio Maspons.

También contempla el MNAC la incorporación a su colección de una parte sustancial de las cinco mil fotografías de Maspons depositadas en el museo público en 2011.

El director del MNAC, Pepe Serra, ha resaltado a Efe que "ahora es más el momento de dar el pésame a la familia, y el museo ya le está agradecido de por vida por la colaboración que ha hecho, que es extraordinaria".

Maspons era, junto a Colita y Xavier Miserachs, testigo integrante de las vivencias de la "gauche divine", un espacio de renovación estética e intelectual, de libertad y creatividad sin precedentes, que se situó al margen del luto social que tiñó la España franquista.

David Balcells, hasta el año pasado conservador jefe del MNAC y gran amigo de Maspons, lo ha calificado de "uno de los grandes fotógrafos del periodo de posguerra conocido como La Nueva Vanguardia".

"Tuvo un aprendizaje involuntario pero muy eficiente, porque le enviaron a París a aprender las técnicas de los seguros de automóvil y fue allí cuando en el año 1952 se acercó a los fotógrafos de la época. No era fotógrafo, pero hizo de corresponsal de una revista especializada y entrevistó a los grandes fotógrafos de la época", ha relatado Balcells.

Maspons volvió a Barcelona con todas las influencias de París, pero se dio de bruces con la cruda realidad del mundo fotográfico nacional, hasta el punto que escribió un artículo titulado "El Salonismo", en el que criticaba el tipo de fotografía que se estaba haciendo muy "vinculada al pictorialismo de principios de siglo".

Llegaba de París con "ideas muy nuevas" y, cuando creó su estudio con Julio Viñas en los setenta, ambos se convirtieron en los fotógrafos de moda, ha explicado Balcells.

Balcells tuvo gran vinculación personal y profesional con el artista, que "ha sido un hombre que me ha hecho reír mucho, le gustaba vivir la vida, trabajaba rodeado de anécdotas, era de los personajes más divertidos que he encontrado", explica.

En 1995, la Fundación la Caixa produjo una exposición de Maspons que viajó por toda España y llegó al MNAC en 1998, museo que inauguró su departamento de fotografía en 1996, comisariada por David Balcells.

La figura de Maspons, que recibió el Creu de Sant Jordi en 2004, ha sido destacada por el conceller de Cultura, Ferran Mascarell, quien se ha referido a "la gran proyección internacional de la obra" del fotógrafo catalán, expuesta en los grandes centros de referencia de la fotografía en el mundo.

Su velatorio tendrá lugar mañana, a partir de las 12:30 horas, en el tanatorio de Sant Gervasi de Barcelona, en donde se celebrará al día siguiente el funeral, a las 10:30 horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine