29 de julio de 2010
29.07.2010

El Castillo de San Cristóbal abre de nuevo al público

El espacio permanecía cerrado por los daños del temporal de lluvia de febrero

28.07.2010 | 14:33
Un detalle del cañón El tigre, detalle de una de las inscripciones de la exposición y, sobre estas líneas, acceso al centro en la plaza de España.

El Centro de Interpretación Castillo de San Cristóbal, dependiente del Organismo Autónomo de Museos y Centros (OAMC) del Cabildo de Tenerife vuelve a abrir sus puertas al público esta tarde, tras un acto oficial que se celebrará a las 20:30 horas. Las instalaciones, ubicadas en los bajos de la plaza de España, permanecían cerradas por los efectos del temporal de lluvia que sufrió Tenerife el pasado 1 de febrero. A consecuencia de las fortísimas precipitaciones, resultó dañada parte de la exposición. En este período, se han llevado a cabo las obras de acondicionamiento y mejora necesarias.

Hallazgo
En junio de 2006, durante las obras de remodelación de la plaza de España, aparecieron restos de lo que fue el Castillo de San Cristóbal. Ante la importancia histórica del hallazgo se decidió protegerlos y ponerlos en valor, incorporando al proyecto original del equipo de arquitectos suizos Herzog & de Meuron una galería subterránea que se habilitó para hacerlo visitable. En dicho espacio se exhiben las murallas conservadas del castillo y se expone el sistema defensivo de Tenerife, haciendo un recorrido tanto por los castillos tinerfeños –San Cristóbal, San Juan o Paso Alto– como por los que se repartieron por el resto de la geografía insular.

El centro de interpretación dispone de un atractivo añadido: en él se expone el mítico El Tigre, un cañón de bronce del siglo XVIII, fundido en Sevilla, de unos 3 metros de largo y 2.000 kilogramos de peso, al que la tradición popular considera el arma que el 24 de julio de 1797 truncó las expectativas de conquista británica al herir al famosos almirante inglés Horacio Nelson, arrebatándole un brazo.

Tras la remodelación, la sala donde se encuentra ubicado el cañón se ha ampliado visualmente mediante un sistema de espejos. En cuanto a los audiovisuales, se proyectan sobre una de las paredes laterales a la muralla principal y se activarán mediante un sensor cuando se acerque un visitante. Además, se ha añadido documentación histórica y gráfica que enriquece el proyecto museográfico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine