11 de mayo de 2009
11.05.2009
Inocencio hernández publica ´Ecos nocturnos´

Ecos en verso

11.05.2009 | 00:59

El joven palmero Inocencio Hernández acaba de publicar su primer poemario, Ecos Nocturnos. Una recopilación de sus dos últimos años de trabajo que gira en torno a temas universales como el amor, la vida y la muerte. "En esa universalidad también es posible encontrar anécdotas y matices, la cotidianidad", opina.

Jugar con las letras, hilvanar palabras que son, a la vez, método de expresión y válvula de escape, ése es el arte que un día eligió -casi sin proponérselo- el joven escritor palmero Inocencio Javier Hernández. "No sé muy bien cuándo empecé a escribir, supongo que fue por instinto, que tenía esa inquietud. Al principio, te das cuenta de que tienes cierta facilidad para desarrollar conceptos. Cuando terminé la carrera fue cuando decidí darle un empujón definitivo, tomarlo de forma contundente", explica Hernández.
El joven escritor acaba de publicar, hace apenas dos semanas y de la mano de la editorial Poesía eres tú..., el poemario Eco nocturno. "Es una recopilación que incluye los poemas que he escrito durante estos dos últimos años. Lo que escribí hace años, los primeros poemas, se han perdido todos. Curiosamente, hace poco, encontré uno de esos pequeños escritos, de cuando tenía 13 o 14 años, es horrible en cuanto al léxico, pero ya se apreciaba algo", explicó Hernández.

ESTRUCTURA
Ecos Nocturnos está estructurado en torno a tres conceptos: vida, muerte y amor. "Son los temas más universales, lo sé, pero en esa universalidad también es posible encontrar anécdotas y matices, la cotidianidad. Es el caso, por ejemplo, de la línea que separa a la vida y la muerte, esa frontera tan difusa, ese enfrentamiento, se refleja mucho en los poemas", detalla el autor.
Inocencio Hernández explica que tiene los pies en la tierra y habla con tranquilidad de las dificultades que los jóvenes escritores se encuentran en el camino. "Creo, sinceramente, que la alegría de escribir supera con creces todos los temas mercantilistas. Obtener el reconocimiento es importante, pero lo considero un añadido", asegura. No es el primer libro que publica, su primera incursión en el mundo editorial vino de la mano de una novela corta autofinanciada, West Country. "Decidí abordar el tema de las drogas, cómo puede escaparse de las manos, cómo puede llegar a convertirse en una necesidad cotidiana", explica.
Para el futuro, Hernández se platea un nuevo proyecto, mientras compagina su amor por la letras con su trabajo en un agencia de publicidad. "Tengo pensada una novela corta que hable, sin entrar en temas independentistas, en el mundo de los guanches, entrar en esa especie de vacío que tenemos en nuestra historia. Empieza con la conquista y cuenta la historia de una aborigen que, esclavizado, termina en un barco a la deriva que le lleva hasta Madeira", adelanta. Mantiene sus ganas por publicar y asegura creer que "si tienes talento y suerte, con ganas y voluntad, un día puede llegar la oportunidad. Lo importante es contar lo que piensas".

Pinceladas

-Un color:
-Rojo.
-Un olor:
-Ninguno en especial.
-Un libro:
-Historias de cronopios y de famas, de Cortázar.
-Un edificio:
-El más alto del mundo: la voluntad.
-Una música, tal vez un sonido:
-El sonido de una emoción. Siempre natural e inolvidable.
-Una comida:
-Carne€ aunque últimamente me siento como un vampiro. Tal vez cambie mi dieta por algo menos "animal".
-Un político:
-Los estudiantes de ciencias políticas que decidieron hacer uso de un derecho inalienable: fugarse de clase para experimentar la libertad€
-Una película:
-El lado oscuro del corazón, de Eliseo Subiela.
-Una denuncia:
-¿Cómo es posible que sigamos cometiendo los mismos errores que el primer homínido que levantó la cabeza para huir del vértigo de la conciencia?
-Un poeta, algún verso:
-Benedetti, el maestro de la sencillez conceptual: "Estás sola/estoy solo/pero a veces puede la soledad ser una llama."
-Una ciudad para perderse:
-Florencia.
-Una obra de arte:
-Cualquier fotografía. Cumple con el deseo más profundo del hombre: congelar el tiempo y el espacio.
-Una mujer:
-Inés (mi novia). Sus ojos son el paradigma de la belleza y la honestidad.
-Un sueño, tal vez una utopía:
-Que las utopías perdieran el miedo a soñar (sin temor a despertar).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Oscars 2019

Premios Oscar

Consulta los nominados y ganadores de los Oscar 2019 y sigue en directo la Gala y la alfombra roja de los premios de la Academia de Hollywood.