03 de junio de 2008
03.06.2008
40 Años
40 Años

Retratos de la vida obrera

La mirada de Bill Brandt enseña, desde el interior de PhotoEspaña, los hogares de los años 30 y 40

03.06.2008 | 01:00
Una de las instantáneas de Bill Brandt que puede verse en Madrid dentro del programa oficial de PhotoEspaña.

Imágenes de la vida cotidiana de la clase obrera, de sus casas, de sus juegos, de su entorno fueron fotografiadas por Bill Brandt convirtiéndose en testimonio de una época, la de los años 30 y 40, en la serie El hogar, que se exhibe en las salas de exposiciones del BBVA. Incluida en el programa oficial de PhotoEspaña 2008, que mañana inaugura su undécima edición, la exposición ofrece un testimonio fundamental de la fotografía británica con más de 60 imágenes que ilustran las costumbres y la vida cotidiana de los inicios de la Inglaterra industrial.
Para el comisario general de esta edición, Sérgio Mah, que ha elegido el Lugar como tema central del festival de fotografía, se trata de una muestra muy especial al estar dedicada a uno de los grandes maestros, no solo porque Bill Brandt (Hamburgo,1904-Londres,1983) es una figura importante en el mundo de la fotografía, sino porque sigue siendo un autor contemporáneo.
La exposición muestra una obra que sigue siendo una referencia de cómo la fotografía tiene la capacidad de ser testigo de los conflictos sociales", añade. A lo largo de sus más de cincuenta años de trayectoria profesional Brandt desarrolló muchos temas, como paisajes, retratos, desnudos, escenas sociales, caracterizados por un expresivo uso de la luz y el espacio. Trabajó durante un periodo de profundos cambios sociales y sus imágenes entrañan, sobre todo, intenciones de carácter estético.

El hombre y el espacio. Otra de las muestras de PhotoEspaña es una dedicada a Javier Vallhonrat, que durante 2001 y 2003 fotografió los espacios de Acaso, una alegoría de cómo el hombre se enfrenta a su entorno que ahora se reúne por primera vez con motivo de este festival y se expondrá en la sala Canal Isabel II. El comisario de la exposición, Santiago Olmo, explicó ayer que se trata de una serie "muy personal, íntima y en la que más carne ha puesto en el asador" el fotógrafo. Se trata de 31 fotografías, a las que se le suman otras 14 para el catálogo, en las que Vallhonrat intenta entresacar lo que significa pertenecer a un lugar y relacionarse con el.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine