02 de marzo de 2019
02.03.2019

Movilidad

Los trabajadores del tranvía mantienen las jornadas de huelga durante la fiesta

Los paros de tres horas previstos afectarán a los momentos de mayor afluencia de usuarios, lo que provocará importantes perjuicios a los que acudan a los bailes

02.03.2019 | 01:28
Los trabajadores del tranvía mantienen las jornadas de huelga durante la fiesta

Los trabajadores del tranvía mantienen la huelga programada para los días de Carnaval. Las negociaciones entre el comité de empresa y los representantes de Metrotenerife no han llegado a buen puerto y no han permitido que se desconvoquen los paros de tres horas previstos para las jornadas más multitudinarias de la fiesta.

A lo largo de esta semana se ha mantenido una serie de reuniones entre el comité de empresa y los representantes de Metrotenerife con el objetivo de que se desconvocaran los paros previstos. Si bien los empleados modificaron el calendario previsto, ya que pretendían comenzar con una huelga indefinida desde ayer, finalmente decidieron realizar solo paros parciales de tres horas, eso sí haciendolos coincidir con los momentos de mayor afluencia de personas en la fiesta chicharrera.

La empresa pública informó ayer de que los trabajadores continuarán con su calendario de huelga y recordaron que el tranvía seguirá operativo pero funcionará con servicios mínimos del 75% mientras se desarrollen estos paros, que durarán tres horas. El resto del tiempo el vehículo ligero circulará con las frecuencias propias de estos días de fiesta. Además, se ha planificado servicios con tranvías-dobles para la Línea 1 con el objetivo de aumentar la capacidad de cada viaje hasta las 400 plazas, tanto durante los dos fines de semana de Carnaval como también el lunes y martes.

A pesar de esto, se prevé que la huelga afecte a miles de personas que cada Carnaval utilizan este transporte público para llegar hasta Santa Cruz. Debido a esto y ante la previsión de que puedan producirse aglomeraciones en las paradas del tranvía, la organización se ha visto obligada a reforzar la seguridad en las estaciones.

De esta manera, el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, manifestó ayer que el servicio del tranvía no se va a suspender y que espera que ese refuerzo de la seguridad en las paradas que reciben un mayor número de viajeros se lleve a cabo.

El nacionalista comentó que los servicios mínimos "hay que respetarlos" porque se está jugando con la seguridad de miles de personas, así como con la movilidad y el transporte de la gente en una de las semanas con más traslados.

El regidor recordó que en la Justa Local de Seguridad, celebrada el pasado martes 19 de febrero, se pactó un "refuerzo" no solo en la parada de la plaza de La Paz, que durante las noches de Carnaval se convierte en el último punto al que llega el tranvía, sino también en otras estaciones del recorrido que cuentan con mucha demanda de usuarios como por ejemplo Las Mantecas.

Bermúdez dijo también que tanto la Policía Nacional como los cuerpos de Policía Local de Santa Cruz y La Laguna están preparados para coordinar este dispositivo.

La previsión es que a pesar de que el tranvía funcionará con servicios mínimos en estos paros de tres horas, muchos pasajeros se tengan que quedar en tierra ya que los vehículos pasarán llenos y no podrán recoger a quienes se quieran subir a lo largo del trayecto.

Metrotenerife mantendrá informados a los usuarios a través de carteles en las paradas, así como en sus redes sociales. La empresa solicitó la colaboración de todos los usuarios para que el servicio se desarrolle sin incidencias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook