11 de febrero de 2019
11.02.2019

La resaca del concurso de murgas infantiles

Concurso de Murgas Infantiles 2019| Los cuatro magníficos

Ángel Cabrera, Josua Sánchez, Óscar Gómez y Yone Expósito, el póker de talento que está tras el éxito rotundo de Castorcitos. Han sumado tres 'primeros' en los últimos cuatro años

11.02.2019 | 00:57

El concurso de murgas infantiles se saldó este año con un muy celebrado estirón en la mayoría de participantes que dejaron muy sabor de boca antes de que hoy tomen el relevo las adultas. Hasta siete u ocho grupos habrían sido dignos merecedores de cartón, si bien no hay dudas respecto al rotundo éxito de Castorcitos, murga nacida en El Toscal -y ahora con local en La Laguna- que se ha llevado los laureles del Primero de Interpretación en tres de las últimas cuatro ediciones del certamen.

Tras el paréntesis del año pasado, que les dejó muy mal sabor de boca, los de Ángel Cabrera triunfaron el pasado jueves con un repertorio exquisito, letras infantiles y voces afinadísimas. Suyo es un éxito que comparte con otras tres figuras indispensables en la murga: Josua Sánchez, Ione Expósito y Óscar Gómez. En realidad, es este póker de talento y pasión por las murgas el que ha aupado a Castorcitos a un momento de plenitud. Así lo demostraron en su actuación redonda en la segunda fase.

La historia del cuarteto tiene su raíz hace algunos años. "Ángel [el director] y yo estábamos en la murga desde que se fundó", cuenta Josua. "Pero hubo un momento en que detectamos que estábamos mal y buscamos levantarla. Para ello llamamos a Ione para las letras y a Óscar para la dirección musical; desde entonces, no hemos parado hasta llegar aquí", añade.

La perseverancia y tesón de Josua explica a la perfección el espíritu tenaz de Castorcitos. Estuvo en la fundación en 2006 cuando apenas tenía 12 años. Y ya cuenta 25. "Empecé de componente en la batería, después cantando, cumplí la edad máxima para seguir en el grupo y me puse a echar una mano en todo lo que se podía. Ahora les diseño el disfraz y ayudo en las letras", enuncia Sánchez, alma máter.

Aunque el premio redondea unos 30 minutos primorosos de actuación, cuentan que ya salieron pletóricos del escenario y estaban felices antes de leerse el fallo. En realidad, su objetivo estaba superado: disipar el mal sabor de boca del año pasado. Todas las quinielas les daban como favoritos y aspirantes al Primero -lógico porque habían ganado en 2016 y 2017- pero pincharon sobre las tarimas, como así admiten.

"Lo que nos dejó mal del año pasado es que la actuación no salió bien. No habíamos ensayado lo suficiente y se desafinó en el escenario. Entonces nos conjuramos y dijimos que aquello no podía pasar más, de ahí que hayamos ensayado y trabajado más que nunca, incluso los domingos. Hemos cogido la rutina de currar mucho", cuentan. Y como el esfuerzo tiene premio, lo bordaron. El primer tema, claro candidato a Criticón infantil, tenía por propósito dirigirse al jurado. "Quisimos jugar con los distintos apartados que se puntúan: voces, dicción, espectáculo, humor... y la verdad es que conectamos mucho", indica Josua, quien celebra haber ganado un concurso de altísimo nivel. "Podía vencer cualquiera. Vi unos Redoblones maravillosos, unos Distraídos que dieron la sensación de estar en una final de adultas o unos Retorciditos geniales, que no paran de crecer".

Verse en las quinielas de Twitter como claros candidatos al oro les llenó de nervios, pero su trabajo estaba ya hecho cuando los presentadores se subieron a las tablas del Recinto y dieron el fallo esperado. "Primero de Interpretación... ¡Castorcitos", leyeron. Y los niños explotaron de júbilo. "Están encantadísimos. Si en 2018 lloraron de impotencia por no haberles salido la actuación soñada, esta vez fue de felicidad". La mayoría de componentes ronda los 14 y 17 años. En total, 43 murgueros si se incluye a las mascotas y de ellos, cinco que tendrán que abandonar la fila porque cumplen la edad para irse a adultas. Cuenta Josua que no sabe si emigrarán o se quedarán "a echar una mano", pero el esfuerzo de todos es bienvenido para seguir progresando. "Los padres están encantados", reconoce en el día después.

El agradecimiento de toda la familia de Castorcitos es sincero a Josua y a los otros tres grandes artífices de un Primero que les devuelve a la cima y les iguala con la histórica Los Bambas con tres títulos de Interpretación. Solo les superan Mamelones y Triqui Traquitos (7), Rebeldes (6) y Chinchositos (4). Todo un logro por el cual Josua quiere acordarse del director, Ángel Cabrera, cuyo carisma ya forma parte del paisaje del concurso. "Bordó una actuación perfecta... de chapeau". Clave para coronar a unos Castorcitos de oro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook