10 de febrero de 2019
10.02.2019

Carnaval de Santa Cruz de Tenerife 2019 | Tarde de Carnaval para el mejor baile

El festival coreográfico, que por primera vez otorgó un premio a la mejor fantasía, reunió a trece agrupaciones de toda la Isla en el Recinto Ferial

10.02.2019 | 20:50
Carnaval de Santa Cruz de Tenerife 2019 | Tarde de Carnaval para el mejor baile
Actuación de Los Bohemios.

El ritmo de los más pequeños llenó el Recinto Ferial con la más animada de las fiestas en la tarde del domingo día 10. El festival coreográfico contó por primera vez este año con un ganador a la mejor fantasía pero todos los participantes demostraron que son auténticos profesionales del baile.

La comparsa infantil Famayce, de San Matías, fue la encargada de calentar motores en la tarde de ayer, con una coreografía que llenó de ritmos latinos el epicentro del Carnaval chicharrero durante estas semanas previas a la fiesta en la calle. Desde las cinco de la tarde la periodista Rebeca Paniagua fue la encargada de conducir este certamen que cerró la primera semana de concursos del Carnaval chicharrero.

Desde Arona llegaron los primeros participantes de la tarde. La Agrupación coreográfica del patronato de cultura del Ayuntamiento llenó de ritmos urbanos y caribeños el escenario con sus más de 35 participantes. Pirámides humanas y saltos en el aire fueron solo algunos de los trucos con los que sorprendieron al animado público, que no dudó en tararear algunos de los temas elegidos por este primer grupo, como El anillo, de Jennifer López, o No me acuerdo, de Thalia.

En segundo lugar se subió al escenario la Agrupación coreográfico Stars Dance, que llegaron desde el chicharrero barrio de María Jimenez, con sus 36 componentes. Con la fantasía The black and white, demostraron que lo más importante en este certamen es dejar claras las largas horas de ensayo que hay detrás de cada uno de los pasos que mostraron sobre el escenario. Y es que este grupo no solo demostró su destreza con los bailes urbanos, sino también con la danza clásica.

Sumergidos en el mar fue la fantasía que lucieron los 26 integrantes de la Agrupación coreográfica Los Bohemios. Al ritmo de la inquientante melodía de la película Tiburón (Steven Spielberg, 1975) salieron al escenario para poner en escena una coreografía fuertemente influenciada por el tema del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife de este año, Las profundidades marinas. Los abanicos acompañaron a las danzarinas de Los Bohemios, que realizaron una elegante coreografía con las canciones más variadas.

Yu Funk fue la agrupación coreográfica con un mayor número de seguidores en las gradas, que prácticamente se cayeron al suelo cuando salieron al escenario los 89 componentes de este grupo santacrucero. Con una fantasía muy urbana, llenaron de energía el Recinto Ferial desde que sonaron los primeros acordes de su música. A pesar de ser casi 90 personas sobre el escenario, se movieron como un único cuerpo durante su coreografía de más de cinco minutos, que les valió numerosos aplausos y gritos de ánimo.

La Agrupación coreográfica Moana llegó desde Puerto de la Cruz con sus 55 componentes y una elegante propuesta encabezada por una fantasía en colores blancos, amarillos y celestes con muchos brillos, que recordaban mucho a una comparsa del Carnaval. Los integrantes, la mayoría mujeres, bailaron los temas más actuales, como Mayores, de Becky G.

Los casi 30 integrantes de la agrupación santacrucera Funky Guachi también apostaron por la música más actual para su coreografía llena de ritmo. La juventud de todos sus componentes hizo patente que las nuevas generaciones vienen pisando fuerte en el Carnaval chicharrero y que nos les importa pasar largos meses de ensayo para luego dejarse la piel sobre el escenario del Recinto Ferial.

Las pequeñas brujas del grupo Azahar realizaron una coreografía cargada de magia, en la que resonó la banda sonora de La Cenicienta, aunque sin olvidar los ritmos más urbanos, y con un toque de magia, de Lola Índigo y su Mujer bruja. A continuación, salieron al escenario los 114 componentes de la Agrupación coreográfica del Colegio Echeyde, que lucieron la fantasía Misterios marinos. Convirtieron el escenario en una gran fiesta celebrada en el fondo del mar, puesto que llegaron acompañados de ritmo y fauna acuática y aprovecharon sus cinco minutos para demostrar lo sincronizados que estaban.

Los 40 componentes de Crazy Dancer fueron los siguientes que participaron en esta nueva edición del festival coreográfico con su fantasía Crazy creatures. Al ritmo de Scooby Doo papa y ataviados con una indumentaria que recordaba a una tribu africana mostraron un gran dominio de su cuerpo. Les siguieron los integrantes del grupo Club Odali, con sus 60 componentes y la fantasía Sumergidas en el Carnaval Odali viene a bailar. Mientras que las más jóvenes demostaron que llegan pisando fuerte, las mayores del grupo realizaron una impecable coreografía acompañada de sillas con una música que, sin terminar con los ánimos de las gradas, hicieron descender las revoluciones del público.

La agrupación coreográfica Loli Pérez y sus 70 componentes lucieron la fantasía Mar y bailaron al compás de la banda sonora de La sirenita. Durante su intervención se movieron al son de ritmos latinos y demostraron sincronización y una flexibilidad y arrancaron una fuerte ovación del público. El penúltimo grupo en participar fue la agrupación coreográfica Ibaute. Sus 22 componentes lucieron la fantasía Soñando en el mar y no dudaron en salir acompañados de globos con animales marinos para no olvidar en ningún momento el tema del Carnaval de este año.

Los encargados de cerrar el certamen fueron Crew Dreams que, con 50 componentes, lucieron la fantasía Los arqueros de tus sueños. Los jóvenes integrantes de esta formación pusieron el broche de oro a esta tarde, con una coreografía cargada de ritmo y de ganas, que provocó que el grupo no parara de ovacionarlos durante su internveción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook