09 de febrero de 2019
09.02.2019

Entrevista | Adela Peña

"La rivalidad con Triquikonas es real pero sana y nos ayuda a subir el nivel"

"Queremos ser más comerciales y que no se nos vea como un periódico cantado"

09.02.2019 | 01:27
"La rivalidad con Triquikonas es real pero sana y nos ayuda a subir el nivel"

Una entrevista con Adela Peña nunca tiene desperdicio. Directora con personalidad, ideas claras, estilo bien definido y que se moja siempre. Como así demuestra en esta conversación a pocas horas de que empiecen las fases.

¿Cómo afrontan el concurso que empieza el lunes?

Creo que lo afrontamos con las mismas expectativas de siempre. Siempre enfocamos el Carnaval con el objetivo de gustar a la gente y ser cada vez más comerciales. La idea es mantener el nivel. Que luego digan que lo superamos o no, pues creo que dependerá un poco del gusto de la gente. Lo que no vamos a hacer es renunciar al estilo.

Ha dicho que quieren ser más comerciales, ¿por qué?

Es que hay mucha gente que aún nos carga la etiqueta de que somos Clónicas, pero desde el primer año ya dije que no teníamos nada que ver. La única persona que estuvo como componente en Clónicas soy yo. Al escribirnos Raquel García en nuestros comienzos, tal vez se llegara a esa conclusión. Se decía de Burlonas que éramos más densas que comerciales. Pero pienso que ya hace tres años que hemos dado un giro. Nuestro letrista ha escrito temas que siguen siendo de nuestro estilo, pero se venden mejor. Porque la mayoría de gente que va, si no es un tema entretenido y visual, no atiende. No queremos ser un periódico cantado, como se ha dicho muchas veces de nosotras. De todos modos, creo que desde el año de los números, nos quitamos ese sambenito.

¿Se han consolidado como murga grande?

Te podría decir que sí, porque somos 87 componentes. Pero ya hace años que estamos en buenas cifras y que somos murga numerosa. Nunca hemos bajado de 67.

Me refería al estatus, a que son murga grande porque todo el mundo ya les tiene en cuenta.

Eso sí. Ya notas que hay gente pendiente, que quiere venir a las presentaciones donde estamos... Antes no nos pasaba. Si eso ocurre es porque hemos trabajado duro y hemos logrado subir el nivel.

¿Cómo ve la evolución del concurso?

Hasta el año pasado la trayectoria era de una regresión total. Y aunque este año me he centrado mucho en la mía y no he ido a ver otras murgas, me consta que va a subir mucho el nivel en las adultas.

¿Irán con lo mejor a la fase?

Ni lo mejor ni lo peor. A la hora de empezar a escribir los temas ya decimos: estas dos ideas para fase y adaptadas a fase; y estas otras dos, para final y adaptadas a final. No somos como otras murgas, que a lo mejor tienen que elegir entre lo mejor y lo peor. Desde el principio nosotras ya sabemos qué va cada día.

¿Les gusta el turno que les ha tocado?

Ser sextas es actuar un poco tarde. Preferíamos que nos tocase cantar antes, pero vamos a defender los temas de igual manera y con la misma fuerza de siempre.

¿Les agrada o les incomoda que se debata cuál es la mejor femenina? ¿Y que haya una comparación constante con Triquikonas?

El pique encima del escenario es sano. Eso ayuda a incrementar el nivel de las dos. Pero a la hora de la verdad somos todas compañeras y hay un montón de amigas, incluso familiares entre una murga y la otra. Esa rivalidad con Triquikonas es cierta y también sana, no te lo voy a negar. Lo que sí me molesta a veces es que se compare solo entre femeninas. Tal vez haya quien lo haga de forma honesta y sincera. Pero yo ahora mismo no compito con Triquikonas; compito con todas las murgas de hombres y con todas las murgas del concurso.

Antes se oía con frecuencia: viene una femenina, me voy al bar.

Y todavía sigue pasando. También depende mucho del puesto que te toque. Ahora ya el comentario se oye también con alguna murga de hombres que a lo mejor no tiene el tirón de otras. Es la murga del bar, la del bocadillo. Es una pena que no se oiga a todas.

¿Es favorita Los Mamelucos?

No me gusta hablar sin escucharlas. Si las oyese, me mojaría sin problemas. A mí me encantaría que ganasen Los Bambones porque es la murga que siempre he seguido y cuyo estilo y letras admiro. Pero intuyo que puede ganar Zeta Zetas.

Entonces supongo que le habrá dolido el no pase de Bambones a la final de 2018.

A mí no me pareció bien, pero no porque sean Bambones. Para mí, que soy seguidora de ellos de toda la vida, el nivel que dieron no estuvo a la altura de lo que es Bambones. Pero indiscutiblemente sí estuvieron por encima de murgas que se metieron en la final.

¿Cuál sería el jurado perfecto para el concurso de murgas?

Yo no soy una persona que hable mucho de este asunto; otros en cambio sí lo hacen. Este año hay una componente del jurado que vinculan con nosotras. Pues mira: si la veo, ni la saludo porque no sé ni quién es. Yo quiero creer que Fiestas decide que se ponga ese jurado porque por equis motivos entiende que es el mejor. Y nosotros tenemos que respetarlo. Cualquier duda que tengas puedes ir a quejarte a Fiestas, pero arremeter contra los miembros del jurado nos hace entrar en una dinámica peligrosa. Al final, nadie va a querer estar ahí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook