07 de febrero de 2019
07.02.2019

Carnaval de Santa Cruz de Tenerife 2019 | Murguero por dos

Aythami Aguilar lleva a cabo "la locura de ensayar y salir" en dos adultas: Burlonas y Zeta Zetas

06.02.2019 | 23:33

Si ya es una locura salir en una murga, imagínense ensayar para dos. Es el caso de Aythami Aguilar (Santa Cruz de Tenerife, 1990), a caballo estos Carnavales entre Burlonas y Zeta Zetas. La escasez de percusionistas con su talento y solvencia le hace imprescindible en ambos planteles, de los que aprecia su estilo definido, "cada uno con el suyo".

Desde que su abuela le llevó con tres años a la infantil Melositos, la vida de Aythami ha estado llena de Carnaval. Tanto es así que hace algunos febreros llegó a salir con cuatro grupos. "En dos infantiles y en dos adultas: Clónicas, Los Mismos de Siempre, Melositos y Distraídos", recuerda. Sus compañeros en la fila remarcan las peripecias y malabares que tiene que ajustar Aythami cada año "para llegar a tiempo a todo". En su caso, ensaya una o dos veces por semana a las órdenes de Javi Lemus en el local de Zeta Zetas. De ellos valora su apuesta por la innovación, el carisma de su director y el incondicional apoyo que da a sus componentes. "Tira mucho de mí, y se lo agradezco". Con Burlonas, que es la murga de sus colores, se siente aún más identificado. "Es que estoy ahí desde los orígenes, desde cuando la formamos a partir de Clónicas. Aunque Zeta Zetas es mi segunda casa, mi orgullo por Burlonas es enorme. Es la mejor femenina que hay".

"Un poco sí", responde cuando se le pregunta si estar en misa y repicando es una bendita locura. "No te queda tiempo para nada. Cuando descansa una, tienes que ir a la otra. Y al final, quieras o no, son ocho temas en la cabeza", enuncia Aguilar, aunque tampoco considera lo suyo nada anormal. "Hay más casos", explica. Su gran aspiración para el próximo viernes es salir dos veces en la final. "Sería una pasada", aduce Aythami. Un paso más sería estar en los premios con las dos. Por lo pronto, presume de argumentos, trabajo y su pasión por las murgas, que en su caso es múltiplo de dos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook