04 de febrero de 2019
04.02.2019

"Los piques hacen que los niños se vayan de las murgas"

Paula Díaz en directora de la murga infantil Los Bambas

04.02.2019 | 00:34

Paula Díaz comenzó en el Carnaval desde que nació, ya que sus abuelos, Don Paco y Doña Nena, se han dedicado toda su vida a la realización de tocados para diferentes grupos, incluyendo la murga infantil Los Bambas. Más de una vez la usaban de modelo para probar esos tocados pero nunca se animó a meterse en una murga hasta que en 2015 decidió probar en Los Bambas y allí se quedó.

Los Bambas vuelven al Carnaval tras un año sabático ¿Ha costado mucho?

La verdad es que sí, porque si ya cuesta mucho mantener una murga , más cuesta empezar de cero. Tras el parón hay que comenzar el proyecto desde el principio; es muy complicado. Tenemos la suerte de que un grupo de componentes, en el que me incluyo yo, sentimos muchísima pena al ver el concurso el año pasado desde la grada y no ver a Los Bambas sobre el el escenario. Así es que decidimos ponernos manos a la obra. Todos los niños, excepto cinco, no han estado en murgas pero nos sentimos muy orgullosos con el resultado conseguido.

Este año volvemos a ver cómo tres murgas infantiles se quedan fuera (Carricitos, Melositos y Rebobinados). ¿Este continuo baile va a ser la norma?

Me gustaría decir que no pero lamentablemente los datos dicen lo contrario y es muy probable que se convierta en algo habitual, ya que, cada año hay menos murgas. Murgas que hace cinco años no tenían problemas para salir ahora van justas con el número de componentes. La culpa recae en todos los que hacemos el Carnaval, ya que no estamos cuidando a la cantera como se debería.

¿Qué significa Doña Mary?

Hablar de Los Bambas sin Doña Mary no tendría sentido ninguno, no sólo por haber sido la fundadora de la murga, sino por que es una persona que durante 45 años que ha llevado la murga ha estado al pie del cañón, dejándose la piel para sacarla adelante.Sin ella no estaríamos aquí.

¿Cómo ha visto la evolución de las murgas?

Están en una etapa de declive, porque cada año les cuesta más salir, tanto a las infantiles como a las adultas. Sin embargo, hay murgas, como Castorcitos o Retorciditos, que han pegado un cambio brutal, con concursos espléndidos y que ven como cada año sus filas cada vez están más llenas.

¿Las murgas han dejado de ser atractivas para los niños?

No creo que hayan dejado de ser atractivas pero sí se ha cambiado el concepto de murga que se tenía antes. Antes era un lugar donde se lo pasaban bien, donde cantar, pero sin embargo ahora en muchas murgas infantiles prima el protagonismo, los piques o egos, y eso ha hecho que muchos niños abandonen. Antes había un espíritu más sano.

¿Los adultos tenemos culpa?

Sí. Los niños de entrada no valoran la murga como una competición, lo contrario que los adultos, que sí fomentan la rivalidad. Esto ha generado peleas como en el pasado carnaval. Y no se deben permitir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook