28 de enero de 2019
28.01.2019
Entrevista |

Javier Lemus: "Dentro de 20 años todas las murgas se parecerán a Zeta Zetas"

El director de Zetas Zetas ha estado ligado al Carnaval desde los ochos años

28.01.2019 | 00:52

Desde los ochos años, Javier Lemus ha estado ligado al Carnaval de Santa Cruz de Tenerife. Gran parte de culpa la tiene su familia, que es muy carnavalera. Su hermano mayor estuvo en la murga Los Mamelones y tuvo de vecino a David Padilla. Entonces, cuando ellos cogieron Los Chiripitifláuticos, les comentan a su otro hermano y al propio Javier Lemus que si quieren formar parte de este proyecto. En 1997 comenzó su andadura por las murgas infantiles: Chiripitifláuticos, Quinquiñecos y cerrando su etapa infantil en Pita Pitos. Sin embrago, en las murgas adultas solo ha estado en Zeta Zetas, salvo un año que estuvo con Chinchosos tocando la batería. El Carnaval 2019 será el quinto en el que Lemus se pone delante de la murga como director.

Este año hay cuatro bajas de murgas adultas para el Carnaval 2019 ¿Corren malos tiempos para las murgas?

En los últimos años, los componentes ya no están por la labor de sacrificarse por una murga. Los murgueros buscan proyectos hechos, en los que solo tengan que ir a ensayar y poco más. En estos tiempos ya no se le puede dedicar tanto a la murga y eso es lo que les está pasando factura. Eso es lo que está haciendo que las murgas vayan desapareciendo.

¿Las murgas han perdido su carácter amateur ?

Las murgas seguimos siendo amateur. No hay ningún profesional. Todos estamos por amor al arte. Sí es verdad que nos hemos profesionalizado más porque el público cada vez exige más. Cada vez te lo tienes que tomar más en serio, en los ensayos hay menos vacilones y apenas se descansa para aprovechar al máximo. Todas las murgas se han profesionalizado más, o como quieras llamarlo: más organización o más exigencias. Y por eso parece que somos profesionales, pero no seguimos siendo los mismos: aficionados.

¿Las murgas adultas deberían tener un cupo máximo de componentes más ajustado?

Ya hay un cupo máximo para subirse al concurso, de 85 componentes, y me parece bien pero cuesta bastante decirle a alguien que venga a tocarte en la puerta. ¡No puedes entrar! Me parece correcto que haya un cupo para subirse al escenario, que hay que bajarlo a 80 también lo acepto, pero bajarlo a 60 o 65 es una decisión complicada. Los que van a las murgas de 90 componentes saben a lo que van y que muchos no se podrán subir a todas a las canciones en el escenario. La culpa de todo esto la tienen quienes deciden ir a estas murgas que tienen muchos componentes.

¿Zeta Zetas se ha convertido en la murga abandera de la evolución en el género?

Ha aportado algo nuevo a las murgas como en su momento Singuangos aportó cantando a varias voces o Triqui Traques, con el show. Creo que Zeta Zetas ha apostado por la innovación en lo visual y muchas murgas han seguido por este camino. Las murgas ya no solo son crítica, humor y voces, sino que valoran los efectos visuales o la innovación.

¿El futuro murguero está en lo visual?

Creo que dentro de 15 o 20 años, todas las murgas se parecerán a Zeta Zetas. Cada año vemos a más murgas adultas e infantiles haciendo cosas muy parecidas a nuestro estilo, con luces, con efectos visuales... El futuro está en el estilo que hemos marcado.

Tras lo sucedido el pasado Carnaval y el debate que se abrió sobre la composición de los jurados, ¿cuál sería el jurado ideal para el concurso?

Pongas a quien pongas, el jurado va a ser criticado como todos los años. La murga que se vea más afectada pues criticará más o no estará de acuerdo con el veredicto. No existe un jurado ideal. Con el cambio de puntuación no hace falta que esté un profesional de la música escuchando murgas, ni un poeta escuchando las letras. Mientras al jurado le gusten las murgas y el Carnaval y sepan lo que es una murga, yo estoy conforme.

¿Considera que el concurso debería abrirse a nivel insular?

¿Cómo lo hacemos? Somos muchas. En Santa Cruz hay un máximo de murgas, que son 25, y cuando se llegue a ese máximo, habrá que esperar a que alguna se vayan para poder entrar. Sumarle más de 25 es una locura. Estoy a favor de que vengan las murgas del Norte o del Sur, siempre que no sobrepasen este límite.

¿Es necesaria la conexión con el público para las letras?

No es primordial, solo que participen contigo en la canción o que tengas más aplausos entre canciones. Es necesaria la conexión pero en todos los ámbitos, porque los chicos nuevos notan que si no aplauden en la canción, parece que no les ha llegado al público. Yo recuerdo el tema de las mascotas que cantamos en la final de 2017, que no tuvo aplausos durante la canción. Pero yo, que estoy más adelantado en el escenario, sí veía a personas llorando porque la canción les había emocionado cuando se hablaba del maltrato animal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook