20 de febrero de 2018
20.02.2018

Vasos reutilizables obligatorios y el doble de urinarios, que ya no serán mixtos

El Ayuntamiento de Santa Cruz establecerá medidas para lograr un Carnaval más limpio

20.02.2018 | 15:56
Vasos reutilizables obligatorios y el doble de urinarios, que ya no serán mixtos

Los servicios de limpieza del Ayuntamiento de Santa Cruz han recogido en las calles de la ciudad durante estos Carnavales 528 toneladas de basura (528.000 kilos), casi 23 toneladas más que en 2017. Se han empleado 3,9 millones de litros de agua depurada y 4.725 litros de productos químicos, aunque aún se tendrá que seguir trabajando durante más de una semana para poder eliminar el "olor a Carnaval" que se respira en la capital. El Consistorio anuncia que el próximo año se establecerán una serie de medidas destinadas a conseguir una fiesta más limpia. Se obligará a los chiringuitos a vender vasos reutilizables y a los ciudadanos a comprarlos; se intensificarán las campañas de concienciación para que los carnavaleros ensucien menos y reciclen más; y en relación a los orines, se multiplicará el número de baños portátiles y se diferenciarán por sexos, adquiriendo nuevos modelos de urinarios "abiertos" y "cerrados".

Así lo ha anunciado este martes, 20 de febrero, el concejal de Servicios Públicos, el nacionalista Dámaso Arteaga, quien destaca que esta edición de la fiesta ha finalizado "con el mayor registro en cuanto a recogida de basura de los últimos diez años". Aunque el edil explica que este aumento de residuos también se debe a que ha habido más ciudadanos en la calle disfrutando del Carnaval, reconoce que se deben tomar medidas de cara a las próximas ediciones de la fiesta para lograr que esta sea más limpia. "Los operarios de limpieza hacen un gran esfuerzo durante los Carnavales, con casi 8.000 horas de trabajo. Debido a la cantidad de residuos recogidos, tuvieron que realizar 120 viajes a las instalaciones del PIRS ( Complejo Ambiental de Tenerife). Estos agradecerían más cooperación por parte de los carnavaleros", apunta el concejal.

Por lo tanto, añade Dámaso Arteaga, "seguiremos pidiendo más colaboración a aquellos que disfrutan del Carnaval chicharrero para que no ensucien tanto y para que depositen la basura en contenedores y papeleras, elementos que están por toda la ciudad, y seguiremos insistiendo en el mensaje del reciclaje". Asimismo, "a partir del próximo año pretendemos que el proyecto piloto que llevamos a cabo en esta edición, regalando vasos reutilizables a aquellos que reciclaban, se convierta en una medida impuesta por la organización de la fiesta", dice el edil. Esto quiere decir que los chiringuitos tendrán que vender estos vasos y los carnavaleros tendrán que comprarlos. "Al coste de la copa se le sumará un euro aproximadamente más por el vaso, que será el que se utilice toda la noche. Si se pierde tendrá que volverse a comprar", manifiesta el responsable de Servicios Públicos.

Además, y con respecto a los orines, el Ayuntamiento de Santa Cruz pretende duplicar el número de baños públicos que se colocaron en esta edición, pasando de 200 a 400, y también pretende adquirir nuevos modelos, para que, "por primera vez, haya aseos solo para chichas y urinarios solo para chicos".

Dámaso Arteaga también aprovecha para destacar que "con el nuevo contrato de limpieza para el municipio, que el Consistorio adjudicará en breve, reforzaremos los medios humanos y materiales destinados a la recogida de residuos y a la limpieza en Santa Cruz, refuerzo que también se notará durante los Carnavales".

Durante esta edición de la fiesta, más de un centenar de operarios y 51 vehículos integraron el dispositivo extraordinario de limpieza diseñado por el Ayuntamiento chicharrero para el Carnaval. En el cuadrilátero actuaron 75 operarios (34 peones, 24 conductores, 10 peones especialistas, seis mandos intermedios y un mecánico) y 36 vehículos.
Además, hubo un dispositivo específico para cada una de las cabalgatas y desfiles de la fiesta. Este equipo estuvo integrado por 32 personas y 15 vehículos, desglosados en 14 peones, siete conductores, siete mandos intermedios, dos peones especialistas, un mecánico y un electricista.

El Ayuntamiento también puso en marcha este año una campaña especial de recogida de envases ligeros, para la que se instalaron seis contenedores de grandes dimensiones. Se recogieron 690 kilos de envases ligeros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook