27 de enero de 2018
27.01.2018

La 'Fufa' recibe cariño y aplausos

El carismático grupo no pasa por su mejor momento pero al menos cumple con el expediente y abre la final. Su director se acuerda de Bambones y La Traviata

27.01.2018 | 04:20
La 'Fufa' recibe cariño y aplausos

Como ya es tradición, la finalísima de murgas contó con la participación de la ilustre Afilarmónica Ni Fú-Ni Fá antes de comenzar las actuaciones de los ocho grupos críticos que optaban a los cartones.

El concurso de la Fufa llamaba la atención por la ausencia de José Antonio González El Flaco, que abandonó forzosamente la dirección tras la crisis abierta en el grupo después de los últimos Carnavales. Tras un feo cruce de declaraciones, se producía su muy abrupta salida.

"No echo de menos a la Fufa en absoluto", han sido las últimas manifestaciones del ex de Singuangos. Pero sí parece que la afilarmónica con más solera de Santa Cruz sí necesita de él. O de alguien que le dé el lustre y la magia que El Flaco recuperó para la decana.

Anoche no resultó especialmente brillante la actuación de la Ni Fú-Ni Fá, que ha sorteado un sinfín de vicisitudes adversas hasta plantarse en estos Carnavales con un repertorio menos rico que en otras ocasiones.

Dificultades

El caso es que cumplieron con el expediente. Y no era nada fácil para un grupo con tanta enjundia, que en su día se retiró del concurso porque ganaba siempre; y que por tradición y solera se había ganado un sitio fijo en la final de murgas y también en la Gala de Elección de la Reina. L a Fufa arrancó los primeros aplausos de la noche con su tradicional pasacalles, muy esperado por una afición ávida de murgas. Vestidos de rojo y negro, estrenaron director en la figura de Cándido Acuña. "Buenas noches, pueblo de Santa Cruz, aquí está la Ni Fú-Ni Fá", fueron sus palabras para dar la bienvenida a los presentes.

"Yo soy solo el portavoz de la murga, y quiero darle la enhorabuena a todas las murgas adulta del Carnaval de Tenerife", fue su siguiente mensajes. "A todas, porque todas merecen estar en esta gran final", añadió, pero tuvo una mención especial para Bambones y La Traviata. El público no paró de aplaudir su reacción, que también halló palmas (sorprendentes) desde el jurado calificador.

El primer tema de la decana fue para los canariones (otra tradición), aunque sin pegada ni demasiada conexión con el público, al que costó arrancarle las primeras risas de la larga velada. De hecho, la final tardaría en despegar.

Un detallazo

Mayor reconocimiento tuvo el detalle de la veterana murga con las infantiles desaparecidas, a cuyos componentes invitaron a cantar su popular Cubanito. Ahí sí, todo el Recinto se puso en pie y empezó a corear cada una de las estrofas. Fue la forma de despedirse para la Fufa, que cumplió con estar. No ha sido un año fácil para la decana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook