26 de enero de 2018
26.01.2018
Las murgas, a escena

"Se ha premiado la payasada"

El veredicto del miércoles indigna al presidente del Criticón, Pablo Afonso

26.01.2018 | 02:35
"Se ha premiado la payasada"

El controvertido veredicto del pasado miércoles indignó al presidente del premio Criticón, Pablo Afonso, periodista con más de 30 años en el seguimiento de los grupos críticos. "Se ha premiado la payasada", resume con tristeza. "Es un jurado que no debía estar estar en las murgas adultas, sino en la Canción de la Risa", lamentó ayer.

Según recuerda Afonso, el Criticón "se creó precisamente por culpa de decisiones muy extrañas del jurado, como fue la del miércoles noche". "Fue en 1986 a propósito de algunas injusticias, pues nunca se premiaba a aquella que era la más crítica ni tampoco a la que más gustaba al público. Parecía que criticar a los políticos estaba mal visto y entonces eso no se puntuaba bien, de ahí que surgiera la necesidad de un Criticón, cuyas bases se han ido modificando a lo largo de los años", afirma.

Muy molesto con el acta leída en la madrugada del miércoles al jueves, Afonso subraya que el veredicto "es absolutamente incomprensible". "Se ha vuelto a cometer una injusticia mayúscula y se han premiado boberías", aduce, sin querer faltar al respeto a los grupos que lograron su pase. "Lo que me entristece es que los temas críticos se han quedado fuera de la final. Pareciera que el jurado fuese sordo", ironiza.

"Yo no quiero criticar a las murgas que han pasado, porque todas tienen su mérito; pero es lamentable que en un concurso que debe premiar las mejores, no pasen las mejores", afirma.

Pablo Afonso entiende que el jurado "no ha tenido criterio" y esto supone un descrédito para el más seguido de los concursos carnavaleros. "Es gente que ha estado ahí en el jurado por tener una experiencia más, o para figurar", opina. "Tú tienes que aceptar solo si sabes bien lo que es una murga, si las has oído antes, si tienes experiencia como oyente o espectador de las finales anteriores", enuncia.

Le pareció a Afonso un jurado más propio de un concurso de humor que uno de murgas. En este sentido, denunció el atropello a Bambones, que contrajo méritos de sobra para meterse entre las ocho finalistas.

Con vistas al futuro, Afonso lanza el guante a los responsables de los propios grupos críticos para que consigan cambiar las bases relativas a la composición del tribunal calificador. "La solución es buscar gente del mundillo murguero, que los hay; no que vayan murgueros, pero sí críticos murgueros. No un monologuista ni un violinista", dice Afonso. En este sentido, es muy probable que los propios componentes del jurado del Criticón -que son los periodistas que habitualmente siguen el concurso- emitan algún juicio crítico con el veredicto cuando se reúnan para elegir las mejores letras de este año. Con el paso del tiempo, el Criticón se ha convertido en uno de los galardones más prestigiosos que se otorgan a las murgas -en este caso a los letristas-. Aunque el nivel de las fases haya sido bajo en esta oportunidad, han resaltado diferentes composiciones que merecerían ser tenidas en cuenta por Afonso y el resto de periodistas. Pero aún falta por escuchar las de hoy. En todo caso, "urge cambiar el jurado" para años venideros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook