25 de enero de 2018
25.01.2018
Las murgas, a escena

Un monumento a la igualdad

David García, hermano de la 'clónica' Raquel, es el autor de una de las mejores letras que se cantaron en las fases

25.01.2018 | 10:07
Un monumento a la igualdad

"¿El Criticón? Eso depende de una reunión de cuatro"

  • A priori, la letra de David García parece clara aspirante al Criticón que se fallará la próxima semana. Pero el autor se muestra escéptico antes sus presuntas opciones. "Eso depende de que la canción sea del agrado de una reunión de cuatro o cinco personas que se reúnen y deciden. ¿Que puede ser? Pues sí. Pero el premio no es nada científico; es una cuestión del criterio de cuatro", explica. Más que un galardón así, lo que reconforta al letrista es que su trabajo haya gustado tantísimo. "Lanzamos una pública reflexión a la sociedad, queríamos hacer pensar a la gente. Más que una letra de murga, nos salió un mensaje a la sociedad. He leído que faltó caña o un mejor final, pero no se trataba de eso; era una cuestión de trasladar una realidad y conseguir que la gente nos atendiera. Podíamos haber metido argumentos levantaplazas, claro que sí, pero no era nuestra intención", argumenta. Con un aplauso unánime y un auditorio al que se le puso la piel de gallina, Burlonas puede presumir de objetivo cumplido. M. D.

Acabadas las tres primeras fases del concurso de murgas, parece claro que Burlonas presentó sus credenciales no solo al pase -el veredicto se conoció anoche- sino también a ser tenida en cuenta para el premio Criticón a la mejor letra. La que firmaron contra el machismo es un auténtico monumento a la igualdad.

Lo que pocos saben es que tras la composición se esconde el trabajo meticuloso, documentado y serio de un hombre, David García, el hermano de la clónica Raquel. "Al fin y al cabo, ese es el mensaje que encierra la letra: que nosotros también debemos practicar y ejercer el feminismo", relata el autor, poco dado a aparecer en público y que ha preferido siempre la discreción. Y eso que son muchos años entre bambalinas. Con maestría escribió para Clónicas, Triquis y Triqui Traquitos, con quienes levantó un Criticón infantil.

"Las chicas querían tocar algo relacionado con el femenismo y decidimos hacer una letra entera", expone David, quien habla en primera persona del plural. No en vano, entiende que el mérito es del colectivo, no suyo. Según apunta, durante el proceso de creación surgieron varias ideas que finalmente no se llevaron a la práctica. "Como que salieran chicos a cantar al final. Pero ésta fue la última letra en hacerse y fue difícil encontrar a una murga masculina que nos ayudase". El propósito era demostrar que el machismo es tan flagrante que se valora más una canción cuando la cantan hombres.

"Hablamos de los maltratos, del caso de La Manada, de la discriminación en salarios y en los puestos directivos, etcétera", enumera el letrista. Durante casi diez minutos vertiginosos de canción, conectaron con el público y cumplieron su gran objetivo. "Nos conformamos con que el mensaje llegara, con que el tema hiciera pensar a quien lo escuchase".

Explica David García que las componentes de Burlonas, con Adela Peña a la cabeza, quedaron "más que satisfechas" con la ejecución". "El día antes, el ensayo general fue súper bien en el local. Y fue el impulso definitivo antes de cantar el lunes. En el momento de interpretar, hubo hasta lágrimas". Entre quienes cantaron y entre quienes escucharon.

"Con el estilo que tienen ellas es difícil conectar, pues de cerca ganan más. Pero el lunes lo bordaron". Y tras tan excelente actuación estaba el lápiz de David. Un hombre detrás de una letra muy de mujer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook