12 de marzo de 2019
12.03.2019
Tribunales | 'Caso Fundescan'

Gilberto Díaz niega "cualquier" relación con la trama de Fundescan

El consejero del Cabildo recurre el auto del juez que ha abierto procesamiento contra él, UGT y otros otros 25 cargos del sindicato

12.03.2019 | 00:41
Gustavo Santana y Fernando Clavijo.

El consejero de Empleo del Cabildo de Gran Canaria, Gilberto Díaz (PSOE), niega que durante el tiempo que fue secretario regional del área en UGT tuviera relación o vinculación alguna con la Fundación para el Desarrollo Social (Fundescan), ni con los cursos de formación que esta impartía.

Díaz figura, junto con otros 25 encausados y el sindicato, en el auto de procesamiento dictado el pasado 28 de febrero por el titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Las Palmas de Gran Canaria. El juez habría hallado indicios racionales de la existencia de 2006 a 2010 de una trama organizada para desviar fondos públicos que iban destinados a la formación de trabajadores a las arcas de UGT-Canarias. La organización sindical, según entiende el juez, usaba Fundescan como instrumento para financiarse con las subvenciones que le concedía el Gobierno regional. La cantidad desviada alcanzaría los 872.000 euros.

En un comunicado, el consejero de Empleo del Cabildo anunciaba la interposición de un recurso al auto que pone fin a la instrucción del caso y en el que se le atribuye un posible delito continuado de estafa. "Nunca estuve, ni he tenido relación, ni vinculación con los programas de formación, ni actividad alguna con las subvenciones otorgadas a Fundescán, ni con la entidad Fundescan", asegura.

Díaz subraya que "jamás" intervino en la solicitud de las subvenciones públicas a las que se refiere el juez y "menos aún" tuvo "la más mínima participación sobre la gestión de los fondos transferidos, sobre los cursos realizados y el destino que finalmente se les dio a esos fondos".

Esto, sostiene "es un hecho incontestable y no hay prueba alguna que pueda desvirtuar esta afirmación", remarca. "El periodo que estuve en la Secretaría de Empleo de la Ejecutiva de UGT-Canarias fue exclusivamente desde octubre de 2005 a abril de 2007, por tanto no pude participar en esos hechos".

Diaz denuncia, que tomando como referencia esta resolución judicial, que no es firme, en las últimas fechas se haya puesto en cuestión "a personas con actitudes y trayectorias "intachables", algo que considera que, en su caso, le genera un daño "irreparable".

En cualquier caso, ante la sombra de sospecha el Comité de Ética del PSOE decidió ayer descabalgarlo de las listas para las elecciones del 26 de mayo para las que, en principios, la dirección del partido en Gran Canaria había previsto que fuera en el tercer puesto al Parlamento regional.

Por otra parte, el secretario general de UGT de Canarias, Gustavo Santana, asegura que el sindicato ha devuelto desde 2011 ayudas a las administraciones públicas por un valor superior el que cuestiona en su auto el juez que instruye el presunto desvío de fondos de su antigua fundación.

Santana explica que los letrados del sindicato consideran que el juez se está equivocando al interpretar la normativa que regulaba en aquellos años las subvenciones para la formación de trabajadores, que permitían a la fundación retener hasta un 15 % para sufragar los costes de gestión de los cursos.

El secretario general de UGT- Canarias considera que no hay base suficiente para procesar por la vía penal a ninguno de sus antiguos dirigentes, porque se trata de un asunto administrativo por el que el sindicato ya ha respondido.
Santana recuerda que en enero UGT depositó 1,3 millones de euros en el Juzgado de lo Mercantil que se ocupó del concurso de acreedores de Fundescan, para hacer frente a las obligaciones que le correspondían."En materia civil, el tema está resuelto por sentencia que homologa un acuerdo. No existe motivo para enjuiciar por la vía penal cuestiones que eran puramente administrativas", defiende el secretario general de UGT-Canarias, sindicato al que el juez de instrucción señala como "partícipe a título lucrativo" de la presunta estafa que imputa a los procesados.

Gustavo Santana explica que el auto que pone fin a la instrucción del caso Fundescán aún es provisional y su sindicato va a recurrirlo ante la Audiencia de Las Palmas, por lo que pidió "prudencia" a la hora de analizar lo ocurrido.
Estas declaraciones las realizó tras entregar al presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, una estatuilla como recuerdo del 130 aniversario del sindicato. Santana explicó que están reuniéndose con todos los presidentes autonómicos para anunciarles los actos que tienen previstos y que incluyen homenajes a los dirigentes históricos de UGT y a los afiliados que llevan más de 40 años cotizando de forma ininterrumpida.

La historia de UGT en Canarias arrancó con la constitución en algunos sectores entre los años 1976 y 1977 y, a partir de ahí, se empezó a conformar el sindicato en diferentes islas para confluir en el año 1994 en lo que hoy se conoce como la UGT Canarias, detalló Santana.

"El proceso para la implantación de la estructura del sindicalismo fue lento y arduo, y se puso en valor el propio estatuto que quiere reconocer la memoria histórica del Archipiélago", subrayó.

Para Santana, el sindicalismo en general, no solo el de UGT-Canarias, debe investigar "para el reconocimiento histórico del papel que jugó la clase trabajadora en las Islas de todo el periodo de transición y democrático" de España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook