13 de enero de 2019
13.01.2019
Relaciones Canarias-Estado Las cuentas estatales, en el punto de mira

Alta tensión con el Estado por el temor al incumplimiento del fuero canario

Canarias aguarda con las espadas en alto el contenido de los nuevos presupuestos

13.01.2019 | 00:47
Alta tensión con el Estado por el temor al incumplimiento del fuero canario

Sin apoyos garantizados

  • El proyecto de presupuestos llega este lunes al Congreso sin que el Gobierno central tenga los apoyos garantizados pero con claras expectativas de salvar las enmiendas a la totalidad que ya han anunciado el PP y Cs. Además del esperado respaldo de Podemos, con quien firmó unos contenidos de ámbito fiscal y social, el Ejecutivo socialista ve factible un acuerdo con el PNV y cree que puede lograr acuerdos con los partidos catalanes durante los dos meses de tramitación. También tiene intención de abrir negociaciones con CC y NC, los dos partidos nacionalistas cuyos únicos dos votos, el de Ana Oramas y Pedro Quevedo, respectivamente, fueron imprescindibles para que se aprobaran los de 2017 y los de 2018 con gobiernos del PP. Sin embargo, el clima de descontento por los incumplimientos de las partidas canarias de las cuentas del año pasado coloca a ambas formaciones isleñas en el frente inicialmente opositor a la espera de conocer los detalles que la ministra Montero dará a conocer este lunes en el Congreso. Pero hasta el debate de totalidad de los días 12 y 13 de febrero, hay margen para una negociación que, en todo caso, ya no contará con la oportunidad de un encuentro Sánchez-Clavijo con motivo de la conmemoración del Estatuto el próximo jueves en la capital grancanaria al suspenderse la prevista participación del líder socialista en él. J. A.

El proyecto de presupuestos del Estado para este año se registrará mañana en el Congreso con máxima incertidumbre sobre su contenido en relación con la ficha financiera y de inversión para Canarias, y con el temor por parte del Gobierno regional y de los actores políticos y económicos de las Islas de una fuerte regresión respecto a las cuentas del 2018. El incumplimiento de importantes apartados por parte del actual Gobierno central de Pedro Sánchez de los presupuestos aún en vigor y la ausencia de negociaciones e información sobre la elaboración de las nuevas cuentas, lleva al convencimiento del Gobierno canario y de la mayoría de las fuerzas políticas isleñas de que el proyecto que se aprobó el viernes en el Consejo de Ministros no cumplirá los mandatos del REF económico y del Estatuto de Autonomía en cuanto a la inversión y compensación por la lejanía y la insularidad.

Canarias espera, por tanto, en medio de una gran tensión con el Gobierno central y con las espadas en alto, conocer el contenido concreto del proyecto presupuestario una vez que el mismo sea hecho público tras ser presentado en el Congreso por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. En los días previos, el Ejecutivo regional de Fernando Clavijo ha hecho un llamamiento a la defensa del cumplimiento del fuero canario en las cuentas estatales y ha creado un frente amplio de apoyo que incluye a todas las formaciones políticas canarias excepto el PSOE, así como a las organizaciones empresariales y a los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT.

Mandatos

Desde las Islas se asegura que, la estricta aplicación de los mandatos del REF y el Estatuto elevaría la ficha financiera canaria en las nuevas cuentas del Estado a 4.962 millones de euros. De no cumplirse, la Comunidad Autónoma recurrirá a los tribunales. Pese al anuncio de Montero el viernes de que el proyecto presupuestario cumpliría "el Estatuto de Cataluña y el de otras comunidades autónomas" en esta materia, el Gobierno regional mantiene la alerta al respecto.

En espera de conocer mañana todo el contenido de las cuentas, "algunos elementos previos no invitan al optimismo, sino todo lo contrario", se asegura desde el Ejecutivo regional. El principal es que el Gobierno central sigue sin transferir a las Islas desde que se inició el año ni un solo euro de los fondos pendientes del Presupuesto del 2018, ni ha dado señales de vida en relación con los convenios aún sin firmar y que, en teoría, se podrían resolver en enero, como son los de obras hidráulicas y de infraestructuras educativas, con 40 y 42 millones, respectivamente, correspondientes al año pasado. Una de las dudas que el Estado no ha despejado, pese a los requerimientos desde Canarias, es si estos fondos no transferidos se incorporarán al nuevo presupuesto en los programas correspondientes, o si se computará como remanente y por tanto sin destino presupuestario efectivo.

En Canarias se considera además que, en el actual contexto político español, el Gobierno central ha priorizado lograr el apoyo de los partidos independentistas catalanes, ERC y PDeCAT, al proyecto presupuestario haciendo concesiones para Cataluña y elevando notablemente la inversión en esa comunidad autónoma, en detrimento del pago de la deuda canaria del 2018 y de la mejora de las partidas isleñas para el 2019 en cumplimiento del REF y del Estatuto. En concreto, ya se sabe que la inversión en Cataluña crecerá por encima del 18% respecto al año pasado con partidas que sumarán cerca de 1.000 millones más.

Impago de la deuda

Esta circunstancia contrasta con el impago de la deuda y ha llevado al Gobierno regional a un llamamiento a la movilización general en las Islas en defensa del fuero isleño y de su proyección en las cuentas estatales, las primeras presentadas por el actual Ejecutivo de Pedro Sánchez y sobre las que los socialistas canarios han quedado relegados en información y capacidad de presión respecto a sus compañeros de Cataluña. Con todo, el PSOE de las Islas asegura tener garantías de los distintos ministerios de que respetarán le aplicación del REF y del Estatuto en sus respectivas partidas presupuestarias.

Las dudas y temores sobre la ficha financiera canaria para el 2019 se concentran tanto en relación con los programas de compensación a la lejanía y la insularidad en las medidas económicas y fiscales, como en el respeto a la media de inversión estatal, así como también al reparto de los fondos correspondientes a la financiación autonómica. En todos estos apartados, el Gobierno de Canarias cree tener motivos para temer un incumplimiento de los fueros isleños, agravado por el hecho de que Sánchez se ha negado en redondo a hablar con Clavijo desde su entrevista del pasado octubre en la Moncloa.

Las inversiones en infraestructuras es uno de los capítulos presupuestarios que más preocupa al Gobierno canario y en especial todas las partidas que implican al Ministerio de Fomento, al que se reclaman programas de inversión en las Islas que suman más de 400 millones para el 2019, sin contar los presupuestos específicos de los entes autónomos de Puertos del Estado y AENA (aeropuertos), y sin incluir tampoco las subvenciones al transporte aéreo y marítimo.

La mayor de las partidas previstas se refiere a las carreteras, que además de los 60 millones de la primera anualidad del nuevo convenio, suscrito el pasado 22 de diciembre, deben contemplar las cantidades correspondientes a la parte proporcional anual de la deuda del convenio anterior (161 millones), y otros 101 de la adenda aún pendiente del año anterior. El vicepresidente de Canarias y consejero de Obras Públicas y Transportes, Pablo Rodríguez, se negó a firmar en diciembre esta parte del convenio que afecta al acuerdo extrajudicial para el pago de la deuda en carreteras, por discrepancias con Fomento sobre la cantidad, que la consejería cifra en 945 millones y el ministerio rebaja a 600.

En todo caso, Canarias ve con preocupación no sólo el hecho de que el Ministerio esté priorizando las inversiones en Cataluña para lograr el apoyo de los partidos soberanistas catalanes, sino que las previsiones de este departamento avanzadas hace un mes por el ministro, José Luis Ábalos, dejan dudas sobre su capacidad de hacer frente a los compromisos con las Islas. Así, aunque la ministra de Hacienda avanzó el viernes que el aumento del presupuesto de Fomento será del 26,9 %, los responsables del ministerio pronosticaron hace solo unas semanas que el destinado directamente a infraestructuras crecería únicamente el 4 %. En todo caso, el ministerio mantiene para este año las lineas maestras de sus programas de inversión ferroviaria, que se llevaron el 48% de su presupuesto el año pasado, y de los que Canarias no participa.

También está anunciado para el 2019 un gasto de en torno a 2.000 millones para la reparación de carreteras en la Península a lo largo de la red viaria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook