14 de diciembre de 2018
14.12.2018

La votación para el Parlamento en una sola urna contradice al Consultivo

El Consejo deja claro en su dictamen que, si no se aprueba una nueva ley reguladora, será "necesaria" un arca por cada circunscripción

14.12.2018 | 00:45
La votación para el Parlamento en una sola urna contradice al Consultivo

La votación en las próximas elecciones autonómicas en una sola urna no respetaría lo dictaminado por el Consejo Consultivo de Canarias. La opinión del órgano dependiente del Parlamento es que en el caso de que no se promulgue una nueva ley reguladora que establezca otro sistema, los canarios deberían votar con dos papeletas y en dos urnas, una por cada circunscripción (insular y regional). Sin embargo, el dictamen del Consultivo no tiene carácter vinculante, de modo que no obliga a los partidos con representación en la Cámara, que han acordado que los votantes depositen las dos papeletas -de distintos colores- en un mismo recipiente.

El órgano que preside el exdiputado del Partido Popular Pablo Matos deja claro en su dictamen que legalmente caben dos grandes escenarios. Uno para el que antes sería necesario que el Parlamento aprobara una ley que regulase cómo votarán los canarios el próximo mayo, si con una o dos papeletas, en una o dos urnas, etcétera. El segundo escenario, es decir, el actual escenario, ese en que las fuerzas políticas han postergado la redacción de la futura ley electoral -para lo que hay un plazo de tres años-, está limitado a lo "constitucional, estatutaria y legalmente viable". Y la postura del Consejo Consultivo es clara: es "necesaria" un arca por cada circunscripción, esto es, el votante debe depositar en una urna la papeleta con los candidatos elegidos en su isla -circunscripción insular- y en la otra, la correspondiente a la lista de los nueve diputados que prefiera por la circunscripción regional.

Son varias las veces en que el Consultivo insiste en que bajo lo establecido en la disposición transitoria, o lo que es lo mismo, a falta de nueva ley por silencio del legislador -el Parlamento-, lo acertado es colocar dos urnas en cada colegio electoral. "En aplicación del principio de interpretación de la legalidad en el sentido más favorable a los derechos fundamentales, se impone que, ante el silencio del legislador, en cada circunscripción se presenten, con independencia unas de otras, las candidaturas que quieran, y que exista para cada circunscripción una urna en la que los electores depositen libremente la papeleta de la candidatura", reza el dictamen. En otro punto, el Consultivo abunda en su parecer: "Sin esa regulación legal expresa, solo es posible garantizar el ejercicio del derecho de sufragio mediante la emisión del voto a través de dos papeletas y dos urnas distintas".

Es más, a la pregunta concreta sobre la fórmula que finalmente han escogido los partidos -dos papeletas diferenciadas pero solo una urna-, el Consejo responde que se trata de una posibilidad que efectivamente respeta la Constitución, el Estatuto de Autonomía y el ordenamiento jurídico, "pero siempre que tal posibilidad se regulara por ley". Y en este caso no hay ley. "De no hacerlo por ley, la aplicación de los mismos mecanismos del ordenamiento jurídico, en especial la analogía y la supletoriedad, nos conduciría a considerar necesario la existencia de una urna para cada circunscripción", sentencia el órgano consultivo de la Comunidad Autónoma. El experto Gerardo Pérez, profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de La Laguna, explica que el parecer del Consejo es justamente ese, es decir, "que si no hay una ley, se hará con dos papeletas y en dos urnas, ya que cualquier desarrollo diferente exigiría una ley".

No obstante, los partidos han optado por una vía intermedia que no respeta, al menos no íntegramente, el dictamen del Consejo Consultivo. El presidente y portavoz parlamentario de Nueva Canarias, Román Rodríguez, aseguró este miércoles que resulta "políticamente irrelevante" que el próximo mayo haya una o dos urnas, porque lo "determinante" es, a su juicio, que haya dos papeletas y no solo una.

La idea de una sola urna, que Podemos puso sobre la mesa y contó con el apoyo inmediato del PSOE, el PP y Nueva Canarias -Coalición Canaria no se opuso porque da la posibilidad al elector de tomar dos decisiones, una por cada circunscripción-, obedece a un intento de simplificar el procedimiento y reducir la logística electoral. Lo cierto, sin embargo, es que choca con el planteamiento del Consultivo, que ni mucho menos considera un tema menor el del número de urnas, hasta el punto de que su insistencia es evidente. "Sin una norma que expresamente lo establezca, como hemos reiterado con ocasión de responder en otras cuestiones -que sustancialmente preguntan por lo mismo-, por analogía, supletoriedad y aplicación del principio de interpretación más favorable" -repite por quinta vez el Consejo-, es "necesario" que cada circunscripción "cuente con su propia urna en la que incluir la papeleta de la candidatura elegida".

Sea como sea, el Gobierno tiene ahora que redactar el decreto con lo dictado por la Cámara.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook