08 de diciembre de 2018
08.12.2018

Un párroco de Gran Canaria ve injusto tildar a Vox de fascista

Eugenio Rodríguez considera "postureo" los calificativos que usan para insultar a la formación que lidera Santiago Abascal

08.12.2018 | 00:28

El sacerdote de la parroquia de San Marcos, situada en el barrio popular Pedro Infinito, Eugenio A. Rodríguez, sale en defensa de Vox y asegura, en un artículo de opinión, que es "injusto ponerle la etiqueta de fascista". Además, defiende que el programa electoral del partido liderado por Santiago Abascal recoge algunas medidas "plenamente socialistas" y considera que la propuesta más "derechosa" que plantea Vox es la de proteger la caza como actividad necesaria y tradicional del mundo rural. A pesar de que el párroco de Gran Canaria sostiene que no tiene nada que ver con Vox y que ha "criticado cosas suyas en otros momentos", manifiesta que su programa "tiene cosas bien interesantes", pero que "pasan desapercibidas". Entre ellas destaca la liberalización del suelo, porque "si lo escaso sube de precio, lo mismo el precio del suelo tiene que ver con la artificial escasez que provoca la calificación".

En materia de Sanidad, Eugenio Rodríguez subraya que Vox "propone mínimo IVA para medicación infantil y geriátrica", así como "odontología infantil gratis", y no cree que "los fundadores del PSOE consideren más socialista financiar el cambio de sexo que la odontología infantil". También recalca que Vox se postula en contra de los vientres de alquiler, coincidiendo con la opinión de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.

El clérigo define como "sentido común" la reducción del gasto burocrático europeo y español que refleja el programa de Vox, que pasa por la fusión de ayuntamientos, la significativa reducción en el número de representantes o la supresión de toda representación política exterior de regiones o municipios.

Con respecto a la situación de Cataluña, Rodríguez defiente que "los grandes partidos no han podido estar más desacertados" y se muestra a favor de la solución ideada por Vox que es "la suspensión de la autonomía catalana hasta la derrota sin paliativos del golpismo y la depuración de responsabilidades civiles y penales", tal y como recoge la formación en el primero de los 100 puntos de su programa electoral.

"Digna del mayor elogio" le parece "la defensa de acabar con el cupo vasco o los privilegios forales" y, aunque "dirán que esta medida es de extrema derecha", señala, lo considera un planteamiento socialista. A esto añade que "alguno argumentará que tiene tufo falangista, pero no pocos han estudiado la parte socialista del falangismo".

El párroco también hace referencia al deseo de Vox de instaurar un 'cheque escolar"' y manifiesta que esta aspiración "no sea muy de izquierda pero es una medida política aplicada por socialdemócratas en otros países".

Del mismo modo, al sacerdote de Pedro Infinito le parece "más socialista un plan hidrológico nacional que la suma de egoísmos autonómicos" actual, que "dirán que lo propuso Aznar y lo derogó Zapatero, pero la verdad es que Zapatero en eso era menos socialista que Aznar", afirma Rodríguez.

Además, el cura asegura que los calificativos como extrema derecha, nazi o fascista, que se le atribuyen a Vox, pretenden "hacer lo que antiguamente se hacía con el chico expiatorio: cargarle todos los males". Y añade que "el descalificativo sirve para ponernos el pin de guays y sentirnos mejores que los demás", pero no hay "nada más falso, nada más cómodo y nada más irresponsable", sostiene. Apunta que el análisis más certero que ha leído sobre la irrupción de Vox en el panorama político es la que publicó un andaluz en Facebook, quien asegura que llamar "trogloditas, fachas, ignorantes y egoístas sin cerebro" a los votantes de este partido es para "quedar bien con el público". Esdecir, es una cuestión de "postureo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook