09 de noviembre de 2018
09.11.2018
El Hierro

Allende exige al Gobierno regional que se cumplan los horarios marítimos

La presidenta del Cabildo pide a la Consejería de Transportes que vigile si se respetan los horarios fijados en la orden de servicio público

09.11.2018 | 01:09

La presidenta del Cabildo de El Hierro, Belén Allende, exigió ayer a la Consejería de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias que haga un seguimiento para el "estricto cumplimiento" de los horarios marítimos establecidos en la Obligación de Servicio Público (OSP), toda vez que se están produciendo incidencias que afectan a la conectividad.

En tal sentido señaló que "no se volverán a tolerar" hechos como los acaecidos en la noche del jueves, en la que se procedió a priorizar las labores de carga y descarga de uno de los buques que cubre actualmente la línea entre los puertos de Los Cristianos y de Valle Gran Rey, lo que obligó al actual buque que une la línea con El Hierro a salir de su punto de atraque, lo que originó al final una hora de retraso en su salida, "causando perjuicios" a pasajeros, transportistas, turistas y usuarios "que tuvieron que soportar unas incomodidades y perjuicios económicos" que Allende calificó de "intolerables".

Allende señaló "que hemos sido hasta ahora consecuentes con el hecho de que siempre se pueden producir problemas derivados del transporte marítimo respecto a barcos, frecuencias y horarios, pero estamos viendo en los últimos tiempos que dentro de este mercado tan competitivo se está produciendo un ninguneo del destino El Hierro, posiblemente por la inexistencia de competencia, y hechos como el de anoche no son la primera vez que se detectan. El Gobierno de Canarias y la naviera deben entender de una vez por todas que mientras otras islas tienen alternativas en sus conexiones marítimas, El Hierro tiene como única vía de conectividad un solo barco y una sola compañía, por lo que cualquier incidencia tiene efectos colaterales graves".

El Hierro, agregó Allende, "pasa en estos momentos por una recuperación progresiva y ascendente en el movimiento de pasajeros, y no puede admitir ningún tipo de ninguneos, y menos ser víctima directa de las luchas internas entre navieras que quieren llevarse la cuota de mercado, o de imprevistos ajenos a sus rutas marítimas. Los horarios están para cumplirse, y solo circunstancias meteorológicas y técnicas debidamente acreditadas pueden originar retrasos. Los herreños y los usuarios no tienen culpa de averías de buques o de su falta de rendimiento, de priorizaciones de otros destinos y en algunos casos de silencio y falta de respuesta", sentenció.

Para la titular del Cabildo herreño, las obligaciones de servicio público "están para cumplirse en condiciones de calidad y respetando párrafo por párrafo cada una de sus cláusulas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook