15 de septiembre de 2018
15.09.2018

Pablo Casado piropea a Antona y elogia las relaciones de su partido con CC

"Asier ejemplifica lo que hace falta en este partido, experiencia y renovación, que no es cuestión de edad, sino de ideas" subrayó el presidente nacional del PP

15.09.2018 | 02:02
Visita de Pablo Casado a Canarias (14/09/2018)

Asier Antona recibió ayer la bendición del presidente nacional del PP de cara a las elecciones de mayo de 2019 y se convierte en el único político de la órbita popular en las Islas que tiene ya claro su futuro inmediato. Otra cosa son los ayuntamientos de las principales ciudades, los cabildos y hasta los cabezas de lista con las circunscripciones insulares al Parlamento regional. Ahí los populares buscar renovación y nuevas caras, o no tan vistas.

A Pablo Casado, de visita en Gran Canaria y Tenerife, no le dolieron prendas para primero piropear al presidente del PP en las Islas y luego para elogiar la colaboración con Coalición Canaria.

"Asier Antona ejemplifica lo que hace falta en este partido, experiencia y renovación, renovación que no es cuestión de edad, sino de ideas", enfatizó Casado en el foro organizado por el diario Canariasenhora.com cuando le preguntaron por el candidato del PP a la presidencia de la comunidad autónoma en 2019. Aunque evitó responder de forma explícita a la pregunta, sí lo hizo implícitamente al elogiar la relación que su partido ha mantenido con CC en la última legislatura en la política nacional y la autonómica. Relación que no excluye, subrayó, la "legítima aspiración" de batir a los nacionalistas en las urnas. Una meta que espera alcanzar en 2019, "con Asier Antona y el resto de candidatos insulares y locales del PP canario".

En cuanto al PP de Canarias, Casado los definió como un equipo "con ambición, con expectativa de mejorar las cosas, sin ningún tipo de intento personalista por criticar a los demás, sino intentando aportar". "Creo que este partido merece la confianza de los canarios, por lo menos vamos a apelar a ella, y esperamos que al final seamos merecedores", subrayó.

Casado no ocultó que el PP, a cuya presidencia accedió tras un proceso de primarias hace poco más de dos meses, encuentra mayor afinidad en sus posiciones con CC, que con "Nueva Canarias o el PSOE", y recalcó que su partido siempre ha procurado ser respetuoso con el Gobierno canario, diferencias políticas aparte.

Conferencia

Resaltó al respecto que apoya plenamente la demanda del presidente Fernando Clavijo al Estado de que se convoque la Conferencia de Presidentes Autonómicos para debatir sobre el bloqueo que el desafío soberanista en Cataluña está provocando en otros asuntos de interés para miles de españoles. "¿Para qué está, si no, la Conferencia de Presidentes?", respondió tajante cuando le recordaron que el ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, tachó de "ocurrencia" esa propuesta para buscar soluciones de futuro para todas las regiones, más allá de Cataluña, que ayer mismo ganó su aliado en la figura del presidete de la Comunidad de Madrid, el popular Ángel Garrido.

"¿Y el futuro del PP?". Casado se ve en La Moncloa. "Somos muy optimistas", subrayó. "En nuestro partido estamos muy orgullosos de nuestro pasado pero, sobre todo, somos muy optimistas con nuestro futuro", apuntilló.

En este sentido, defendió que el PP está hablando de la revolución digital, de la nueva educación, de modelos para luchar contra el cambio climático o la pobreza o para frenar la inmigración irregular.

"¿Y va bien el PP?" : "Va estupendamente bien". El problema desde su punto de vista es "España ya no va bien", dijo rememorando una coletilla que caricaturizó a uno de sus antecesores en el cargo, José María Aznar, y defendió que con los gobiernos del PP "han mejorado la vida de la gente".

Aseguró que su partido "ahora no solo" está empatado con el PSOE en la encuestas "después de esa ola que hubo al formar Gobierno supuestamente el partido de Sánchez", si no que "estarían próximos a sumar una mayoría suficiente con Ciudadanos" de celebrarse ahora las elecciones.

En este sentido, consideró que la "incapacidad" para gobernar del PSOE "va a encallar en una realidad, que es que se tienen que volver a repartir cartas", en relación a que deberán celebrarse unas elecciones para que se configure una mayoría parlamentaria porque, dijo, el Ejecutivo de Sánchez "ya no tiene estabilidad" en el Congreso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook