10 de agosto de 2018
10.08.2018

Los gestores de fincas tildan de "inviable" el acceso a las ayudas de rehabilitación

Los propietarios creen que el plazo de 20 días hábiles es "más que insuficiente" para presentar la documentación

09.08.2018 | 23:01
Edificio de Usos Múltiples en Las Palmas.

Ayudas "a escondidas" y una oficina cerrada

  • La portavoz del PP en Asuntos Sociales en el Parlamento, Pepa Luzardo, acusó al Ejecutivo regional de "sacar a escondidas" las ayudas al alquiler por segundo año consecutivo. Luzardo indicó que el "único" interés que tiene la Consejería de Vivienda en sacar en esta época dichas subvenciones es que "se reduzca el número de solicitudes" y, "de forma indecente, puedan tener más fondos económicos para gestionarlos en otras materias que más les convengan". Ante esta situación, Luzardo exige que "se amplíe el plazo de convocatoria de 15 a 30 días" para que los ciudadanos tengan "más tiempo"y pide, a su vez, que se incremente la partida presupuestaria de 2018 para "atender eficazmente" a ciudadanos con "escasos medios económicos". La directora del Instituto Canario de la Vivienda (ICV), Pino de León, reiteró, por su parte, que el Gobierno del Estado del PP es el único responsable de que las ayudas del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 no se pudieran publicar hasta el mes de agosto. De León insistió en que el Gobierno canario ha puesto en marcha diversas acciones para dar a conocer la convocatoria y favorecer el acceso a estas ayudas, al tiempo que hizo hincapié en que los créditos destinados a estas ayudas ascienden a los 17,5 millones, "una partida que no se había alcanzado hasta ahora y que permitirá llegar a más de 6.000 familias". Por otro lado, los populares lanzaroteños también denunciaron ayer el cierre de la Oficina del Instituto Canario de la Vivienda por vacaciones en la isla conejera. "Es indignante e injustificable", aseguró la presidenta insular del PP y diputada, Astrid Pérez. EP / LOT

Los administradores de fincas advierten que muchas comunidades de vecinos se quedarán sin ayudas para la rehabilitación de vivienda -destinadas a la mejora de la accesibilidad de los edificios y de la eficiencia energética, así como a la modernización de las instalaciones interiores- porque los veinte días hábiles dispuestos entre agosto y septiembre por el Gobierno canario para presentar la solicitud a estas subvenciones, con toda la documentación requerida, es "más que insuficiente" y convierten dicha tramitación en algo "inviable".

Un informe técnico con fecha anterior a la solicitud de la ayuda que acredite la necesidad de la actuación, el proyecto de las obras a realizar, el certificado de empadronamiento de al menos el 50% de los propietarios de la viviendas para acreditar que esos hogares constituyen un domicilio habitual o el acuerdo sobre las intervenciones a realizar de la comunidad o comunidades de propietarios son tan solo algunos de los requisitos exigidos por la Consejería de Vivienda, en manos de Cristina Valido, para acceder a la subvención. "Es muy fuerte. Son las mismas dificultades y estamos más cabreados", apunta Rosario Molina, presidenta del Colegio de Administradores de Fincas de Las Palmas.

Si la convocatoria en agosto de las ayudas al alquiler para los segmentos de la población con menos recursos económicos y para los menores de 35 años ha levantado una oleada de indignación entre los solicitantes por las colas y el escaso tiempo que, a su juicio, cuentan para formalizar su petición a pesar de que el plazo aumentó en cinco días en comparación con el año anterior -pasó de diez a quince-, la publicación, un año más, de las subvenciones para la rehabilitación de vivienda en este mes también ha generado un fuerte enfado entre los comuneros y los administradores de fincas.

Administradores de fincas de ambas provincias aseguran que lo más lógico, una vez superado el ecuador del año, era esperar hasta mitad o finales de septiembre para publicar en el BOC el edicto. De esta forma, indican, no solo es más fácil encontrar en sus viviendas a los propietarios, sino contactar también con los ingenieros, aparejadores y arquitectos que realizan los proyectos.

Los colegios profesionales de este colectivo se han reunido en varias ocasiones con Vivienda para exigir que no se convoquen las ayudas en un mes "eminentemente vacacional" y para que se rebaje el número de documentos requeridos. Sin embargo, no ha sido así y los administradores de fincas muestran su enfado por lo que consideran un freno a la rehabilitación porque el plazo habilitado -al ser veinte días hábiles, éste se prolonga hasta el 4 de septiembre- es insuficiente.

El convenio entre el Estado y Canarias para la ejecución del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 se suscribió el pasado 30 de julio en Madrid, una firma tardía que provocó, tal y como señala la Consejería de Vivienda, que las ayudas que se contemplan en ese programa no se publicasen antes.

La presidenta de la Asociación de Constructores de Las Palmas, Salud Gil, sostiene que con las subvenciones relativas a la rehabilitación "se podrían haber hecho un trabajo más redondo si esos recursos no se hubieran precipitado en el mes de agosto y se hubiese esperado, a lo mejor, un mes". Gil esgrimió que, de haberlas vinculadas a otros proyectos que se están barajando dentro del Plan de Canario de Vivienda, los recursos se podrían haber hecho "mucho más eficientes".

Molina incide, además, en que los únicos cambios que se han producido entre los requisitos exigidos este año y los del ejercicio pasado son los relativos al año de finalización del edificio -pasa de 1981 a 1996- y a la documentación de los propietarios -de tener que presentar al menos el 70% de certificados del conjunto de vecinos al 50%-. En cualquier caso, los administradores de fincas consideran que esas modificaciones son escasas y que todo el papeleo provoca un efecto disuasorio, pues muchas comunidades renuncian a optar a las ayudas por la imposibilidad de cumplimentar en tiempo y forma las solicitudes.

Lo más difícil de tener a punto en los veinte días hábiles es el informe de evaluación y el proyecto de actuaciones "porque eso no se hace en un día". Las comunidades que sí tenían prevista una obra con anterioridad son las únicas que, según señala Molina, "pueden caminar". "Si no tienes nada, es inviable".

Las subvenciones para el fomento de la conservación y la mejora de la accesibilidad cuentan con una partida de 2,27 millones. El programa destinado a la eficiencia energética y sostenibilidad de los edificios tiene, asimismo, una financiación de 1,1 millones mientras que la línea dirigida a la rehabilitación para la modernización de las instalaciones interiores cuentan con una cuantía de un millón de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine